Connect with us

Opinión

¿Por qué tan nervioso? ¿Hay algo que no nos ha contado, señor presidente?

Publicado

el

Los ataques desmedidos de Martín Vizcarra contra el Congreso de la República y el fiscal de la Nación hacen pensar que estaría ocultando algunos intereses particulares.



“Todo hombre que tiene poder se inclina a abusar del mismo; él va hasta que encuentra límites”, expone Montesquieu en El espíritu de las leyes para fundamentar la relevancia de la separación de poderes. Y de acuerdo con sus recientes acciones, nuestro presidente parece no conocer –lamentablemente– un ápice de lo que argumenta el erudito francés para impedir las dañinas autocracias.

Sucede que Martín Vizcarra no desaprovecha oportunidad alguna para deslizar que el fiscal de la Nación, Pedro Chávarry, debería dimitir puesto que –arguye– no cuenta con la confianza de los peruanos, abriéndose aquí un flanco innecesario. ¿Qué sucedería si el efímero respaldo callejero reflejado en las últimas encuestas tras proponer medidas populacheras (el cual, por cierto, muestra ya cierta caída en la última semana) abandona al mandatario? ¿Acaso Chávarry (a quien no le pasa por la cabeza renunciar) no podría también exigir la salida del gobernante bajo el mismo argumento?

Cuidado, señor presidente: como esgrimen los policías gringos cuando detienen a pillos, “cualquier cosa que diga podrá ser usada en su contra”. Y los recientes avances en el caso Lava Jato bien podrían gatillar la confianza hacia Chávarry, cuya gestión ya se desmarcó del adormecimiento impregnado por Pablo Sánchez.

El mandatario despotrica también irresponsablemente contra el Congreso de la República por no cumplir con sus plazos exigidos para llevar a referéndum la reforma política y la reforma judicial en diciembre. Vizcarra, al enterarse de que en el Palacio Legislativo se priorizará la urgente reforma judicial, debido a que LA REFORMA POLÍTICA RECIÉN ENTRARÍA EN VIGOR EN 2021 –y tranquilamente podría aprobarse en dos legislaturas– ha puesto el grito en el cielo y reclamado que ambas deben ir en un mismo saco (?). ¿Está acaso tan desesperado el gobernante que podría incluso presentar una cuestión de confianza, tal como amenaza en medios internacionales, si el Parlamento no cumple con sus caprichos? Ojo que toda acción genera una reacción y la respuesta de la mayoría congresal sería un pedido de vacancia por incapacidad moral permanente, que, como bien sabemos, se puede interpretar legalmente a gusto del poder parlamentario de turno.

Toca preguntarnos ¿por qué el Martín Vizcarra que enarbolaba la bandera del diálogo ha dado un vuelco radical y ahora esgrime un discurso de odio? ¿Será que quiere fuera al fiscal Chávarry por temor a la reapertura del caso Chinchero que Sánchez no quiso investigar, pese a la firma de la perjudicial adenda? ¿Es que alguien lo ha convencido de que el Congresoo promovería su vacancia si se demostrase –luego de tantos golpes de pecho sobre las reuniones de otros– que usted sí se reunió con Antonio Camayo? ¿Pretende postular a la presidencia en el 2021 y para ello se vale de propuestas populistas y confrontacionales? ¿O quizá hay algo que no nos ha contado, señor presidente?

Justamente, en entrevista con este medio digital, el exlegislador y abogado constitucionalista Natale Amprimo decía, citando al filósofo alemán Karl Loewenstein, que el actual presidente cree que “estando en el poder ha sido señalado por el dedo divino de Dios” y que, en consecuencia, habría asumido que por su propia voluntad podrá “cambiar las cosas”. Mucho cuidado que podríamos estar viendo el nacimiento de un pequeño dictador. Advertidos estamos.

Seguir leyendo
Click para comentar

Leave a Reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Opinión

Sombría salida de la cuarentena

Seguir leyendo

Opinión

Los voceros de las AFP

Seguir leyendo

Opinión

Discriminación aberrante

Seguir leyendo

Tendencias

Director: Ricardo Vásquez Kunze.


Contacto: [email protected]

Copyright © 2019 Todos los derechos reservados a favor de Político.pe. Aviso Legal. Desarrollado por Smart! Grupo Creativo