Connect with us

Opinión

Por qué Olaechea va como ganador

Publicado

el

A la gente, finalmente, no le gusta un presidente pendenciero que no une sino que promueve la discordia. Esa agenda tiene un límite corto y ese el punto débil de la agenda vizcarrista, mientras que la de Olaechea tiene más techo y más tiempo.



Hoy se reúnen el presidente de la República, Martín Vizcarra, y el presidente del Congreso, Pedro Olaechea. La agenda país apremia para el jefe del Estado pues septiembre es el mes clave y sin retorno para lo que parece su única propuesta política, que consiste en un adelanto de elecciones generales para el 2020. Para Olaechea, sin embargo, el adelanto es un tema más en un derrotero legislativo. Este viene con el moño de la colaboración con el Ejecutivo para sacar al país del marasmo económico que requiere el tiempo necesario para concretarse en el plazo estipulado por la constitución al 2021.

De la muñeca política del presidente del Congreso y de las repercusiones de su entrevista con Vizcarra dependerá el éxito de su gestión, ya que si logra que la impronta de sus propuestas calen en la opinión pública –es decir, si convence que el Congreso servirá a Vizcarra para que gobierne y desarrolle un plan de desarrollo de emergencia al Bicentenario con inversiones, orden y progreso— la propuesta de adelanto de elecciones quedaría despintada por fundarse en la hipótesis de una crisis de gobernabilidad que –a decir verdad– es solo un engañamuchachos.

LA GENTE NO QUIERE PENDENCIEROS

Olaechea, siendo presidente del Congreso, tiene que hacer los esfuerzos necesarios para que, como dueño de casa en el Parlamento, convenza a ciertos integrantes de diversas bancadas de bajar los decibeles de las críticas al gobierno, y de dejar de lado las interpelaciones y las comisiones investigadoras al presidente de la república por los casos fiscales que van saliendo (y que lo están poniendo en la picota). Cualquier emprendimiento del Congreso en ese sentido sería un error, pues daría la impresión de que existe una campaña para hacerle la vida imposible al presidente y le daría a este la razón de que no lo quieren deja gobernar… y así justificarían el adelanto de elecciones como única opción para poner fin a una situación que, como afirman sus guaripoleras, “ya no da para más”.

Si, por el contrario, el Congreso deja a la fiscalía o a las autoridades competentes que hagan su trabajo, nadie podrá decir que tiene un interés subalterno contra el presidente y este tampoco podrá argumentar tipo alguno de “obstruccionismo”. Todo dependerá, pues, de la agenda propositiva del señor Olaechea y de una agresiva campaña de relaciones públicas con la gente común y corriente.

A la gente, finalmente, no le gusta un presidente pendenciero que no une sino que promueve la discordia. Esa agenda tiene un límite corto y ese el punto débil de la agenda vizcarrista, mientras que la de Olaechea tiene más techo y más tiempo.

Imagen: Diario Correo

Seguir leyendo
Click para comentar

Leave a Reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Opinión

Por qué Vizcarra podría quedarse

Seguir leyendo

Opinión

Adelanto de elecciones: ¿Y dónde quedó nuestro derecho constitucional al sufragio?

Seguir leyendo

Opinión

La historia les hará justicia

Seguir leyendo

Tendencias

Director: Ricardo Vásquez Kunze.


Contacto: [email protected]

Copyright © 2019 Todos los derechos reservados a favor de Político.pe. Aviso Legal. Desarrollado por Smart! Grupo Creativo