Connect with us

Opinión

¿Por qué le mintieron a PPK?

Publicado

el

Parece que nadie le advirtió la cruda verdad sobre el feroz reto que es gobernar el Perú.



Estoy segura de que su entorno más cercano y el equipo de gente que lo acompañó durante la campaña le endulzaron la “pildorita presidencial” a PPK. Seguramente minimizaron los posibles problemas, le vendieron “fórmulas ganadoras” y nadie le advirtió la cruda verdad sobre el feroz reto que es gobernar el Perú.

Hubo abundante alimento a su ego y autoestima para que siguiera adelante: es que había mucho tiempo y dinero invertidos, y atractivos proyectos en el partido como para permitir que se bajara del carro. Seguir apostando por PPK era la única vía para seguir moviendo los hilos del poder.

Nuestro presidente inauguró su mandato con un mensaje de unidad, con el optimismo de poder destrabar importantes proyectos que calentarían la economía y anticipó que sería un gobierno para todos los peruanos. Todo ello a sabiendas de que tendría que enfrentar una bancada mayoritaria con sangre en el ojo y con la cual no había tenido un ápice de acercamiento, pese a los múltiples consejos y advertencias.

¿Se confió demasiado de su suerte? ¡Pecado mortal para un político que está obligado a planificar cada movimiento! ¿O es que simplemente no internalizó la gravedad de gobernar en minoría y no tuvo la astucia de convocar operadores políticos? ¿Por qué fue terco? ¿Por qué no escuchó y sigue sin escuchar? Hasta pareciera, a veces, simple falta de sentido común.

Debió lograr un acercamiento al fujimorismo de inmediato: no esperar a fines de diciembre para “romper el hielo” en la reunión con Keiko promovida por el cardenal, la cual por cierto no pasó de un saludo prenavideño.

En noviembre pasado, sobre los cuestionamientos a su gestión dijo que los recibía con gratitud porque le permitían identificar errores y corregirlos, (a pesar del capricho que determinó la censura a Jaime Saavedra, actual director senior para la Práctica Global de Educación del Banco Mundial, quien paradójicamente no fue profeta en su tierra). Hace dos semanas, ante comentarios “constructivos” sobre su programa en TV contestó con cierta rudeza: “Que lo vean y aprendan algo”. ¿Tan rápido se agotó su receptividad a la crítica? ¿Está abrumado porque ni en su peor pesadilla imaginó que su primer año de gobierno sería tan turbulento? Este era un año de “siembra” para luego cosechar en abundancia, pero para su infortunio, no ha pasado de bombero con varios “quemados” en el camino.

Somos un país presidencialista y, por más manejo político que tenga el primer ministro (y no es exactamente el caso de Fernando Zavala), los cambios ministeriales no solucionan el problema. Bajan la presión por un ratito, quizás.

A PPK se le percibe como un “líder” sin fuerza, y esto no se debe necesariamente a su edad sino a las formas que lo traicionan. Las peculiaridades que en un momento lo distinguían como un político diferente, transparente y espontáneo frente a un acartonado y poco carismático Humala o una Keiko que puede ser demasiado “chancona” y previsible— hoy son debilidades. El país está muy complicado por el tema de la corrupción y por los retos de la Reconstrucción, con el agravante de que la economía está ralentizada y no se está cumpliendo con las expectativas de crecimiento de empleo.

De la reducción del IGV ya ni se habla. Hoy hubiéramos necesitado a un verdadero líder, que exude energía y firmeza, que transmita que los grandes problemas del país están bajo control. Finalmente somos como nos perciben, y solo hay marchas y contramarchas en temas como Chinchero o las empresas peruanas vinculadas a la corrupción.

PPK, personalmente, debería poner 1000% de su parte para tender puentes con la bancada de Fuerza Popular, para renovar su Gabinete y para ser más firme con sus decisiones. La soberbia es la peor enemiga de quien ejerce el poder y ahora, tempranamente, le está pasando una factura inmensa, como a muchos que le precedieron.

Seguir leyendo
Click para comentar

Leave a Reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Opinión

Maki no se perdió de mucho

Seguir leyendo

Opinión

El Perú paralizado y un gobierno vacuo

Seguir leyendo

Opinión

Fuerza pública en la cuarentena

Seguir leyendo

Tendencias

Director: Ricardo Vásquez Kunze.


Contacto: [email protected]

Copyright © 2019 Todos los derechos reservados a favor de Político.pe. Aviso Legal. Desarrollado por Smart! Grupo Creativo