Connect with us

Opinión

Política peruana en modo retro

Publicado

el

Se ratifica aquello de que todo tiempo pasado fue mejor. En particular, cuando las cosas nos van mal.



A los peruanos les importa un bledo la reforma política caviar o la nueva Junta Nacional de Justicia. Por ello es que el grado de ausentismo en las últimas elecciones fue de casi 25%. Es que nuestro trajinado elector está cansado de oír las falsas proclamas de Vizcarra y de los medios de prensa contra la corrupción que en nada cambian su panorama de vida ni alivian sus necesidades diarias de transporte, papeo y salud.

Por ello nos ha dado la impresión de que muchos electores decidieron sumergirse en la moda retro de la política peruana eligiendo a líderes populares del ayer, the good old days que le llaman. Con este enfoque es que los peruanos han favorecido el pasado lejano en vez del presente engañoso. Así, por ejemplo, han elegido las arcaicas ideas del mesiánico Ezequiel Ataucusi Gamonal del Frepap, fundado en 1989. Hoy lograron 18 congresistas. O quizás oyeron las inamovibles posiciones de Unión por el Perú del pertinaz Antauro Humala, líder del Andahuaylazo, ahora con 17 flamantes parlamentarios. Y no olvidemos a la resucitada Acción Popular –fundada hace más de medio siglo por el hacendoso arquitecto Belaunde– y a sus 24 escaños.

Se ratifica, pues, aquello de que todo tiempo pasado fue mejor. En particular, cuando las cosas nos van mal. Otro punto que tienen en común –y eso incluye a Podemos Perú, con Daniel Urresti a la cabeza– es que son candidatos en las márgenes del sistema legal y que, sin embargo, vienen acompañados de una sólida propuesta de orden y autoridad que es clara e igualitaria para todos. En el valle de los caídos quedaron aquellos que la prensa golpeó de forma implacable y que se desgastaron en las irrepetibles trifulcas mediáticas del Congreso de los últimos tres años. Muchos de ellos serían políticos envidiables en cualquier país del mundo, como Mauricio Mulder, Juan Sheput, Yeni Vilcatoma o Rosa Bartra, pero ahora irán por fuera, al menos por 15 meses.

Otro gran perdedor sería Martín Vizcarra, pues la veracidad de su popularidad está en serias dudas dados los exiguos votos del Partido Morado –con solo 9 congresistas–, al que Ipsos, además, habría tratado de favorecer en la percepción ciudadana tomando votos prestados del Frepap y de Antauro para sumárselos en sus “sondeos”.

En realidad, la moda retro golpista también retornó al Perú desde la primera vez que Vizcarra amenazó con disolver el Congreso. Su marcada incapacidad para hacer obras publicas básicas es generalizada, así como una pose ya sobreactuada de dar promesas vacías: construir cien hospitales y reducir la anemia a la mitad recuerdan los cuentos de pajaritos de Maduro o los juramentos velasquistas, que en los 70 ofrecían convertirnos en una gran nación y que más bien nos condenaron a deuda externa impagable.

Otrosí digo, la tendencia golpista del gobierno se intensifica y no deja mayores dudas sobre las razones que habrían llevado al ministro del interior Moran para enviar a 40 policías a la casa de la jefa de la sección política del opositor diario Expreso.

Cuarenta grandazos al servicio del gobierno con palos y pistolas en mano, amenazando a una mujer indefensa. ¿Qué fue lo que pasó en esa casa realmente? ¿Fue acaso un intento de intimidación al medio de prensa, se trató de abuso de autoridad policial e ilegalidad judicial tanto de parte del juez como del fiscal? ¿Fue provocación pública, amenaza a la libertad de expresión o le instalaron micrófonos de espionaje en su casa?

Pues, ¡bingo: ¡fue todo lo anterior!

Seguir leyendo
Click para comentar

Leave a Reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Opinión

De Borbón a bribón

Seguir leyendo

Opinión

Los obstruccionistas

Seguir leyendo

Opinión

Escuelita de periodismo

Seguir leyendo

Tendencias

Contacto: [email protected]

Copyright © 2019 Todos los derechos reservados a favor de Político.pe. Aviso Legal. Desarrollado por Smart! Grupo Creativo