Connect with us

Opinión

Polémica: ISC a casinos y tragamonedas

Publicado

el

¿Quién tiene la culpa de este problema?



En setiembre se expidió un Decreto Legislativo por el cual cada mesa de casino y máquina tragamonedas en el país debería pagar el Impuesto Selectivo al Consumo en función al ingreso promedio mensual que genere. El responsable de tal barbaridad fue el amigo recomendado a Vizcarra por Luis Carranza: David Tuesta, quien solo duró 64 días en la cartera del MEF.

Las idas y venidas sobre el impuesto a los combustibles le pasaron la factura. Su salida se produjo 26 días después de que el Poder Ejecutivo publicara el alza del Impuesto Selectivo al Consumo (ISC) a los combustibles, entre ellos al diésel. Tuesta –quien dedicó todo un libro junto a Carranza contra el sistema previsional peruano– tuvo desde el inicio varios desencuentros por el tema de los peajes y el selectivo, el cual incluso aumentó a los autos nuevos.

Por supuesto, el trabajo de Claudia Cooper para revisar exoneraciones quedó en nada. De igual forma ocurrió con el exjefe de la Sunat (que renunció por haber sido financista de Keiko) y con el actual ministro Oliva, pese a que ellos mismos señalaban que allí había unos s/. 17 mil millones en “pérdidas”.

Así, desde el 1 de enero del 2019 –según el Decreto Legislativo N°1419– los casinos y máquinas tragamonedas deberían pagar el ISC. Ese absurdo Decreto Legislativo señalaba que para efecto de los juegos de casino dicho impuesto se aplicaría por cada mesa de juegos de casino, según el nivel de ingreso neto promedio mensual y de igual modo en cuanto a las máquinas tragamonedas.

Lo gracioso es que Tuesta señalaba orondamente que dicho Decreto Legislativo explicaba que los juegos de casino y máquinas tragamonedas serían gravados con el ISC porque el consumo de estos servicios genera externalidades negativas. Se gravaría tomando ingresos mensuales y porcentajes de la Unidad Impositiva Tributaria, lo que supondría más gente controlando… y posibles trafas y coimas. Una reverenda tontería si se tiene en cuenta que el cuadro N° 1 de la Nota Tributaria de la Sunat exhibe una recaudación del año pasado por este rubro de menos de s/. 300 millones para un total de S/ 90 mil millones. Es decir, nada de nada.

Y el mismo Tuesta decía que con su bendito DL la recaudación podría subir a S/ 500 millones anuales (pero en bruto, pues el control cuesta). Para un presupuesto 2018 aprobado de S/ 168 mil millones, ¿qué diablos es esto? Ha hecho bien la Comisión de Constitución en tirase abajo y por mayoría este absurdo DL; Miki Torres dado sus razones jurídicas en el sentido de que “sería vergonzoso y temerario no darse cuenta de que si no se deroga esta norma lo que va a suceder la próxima semana será una avalancha de acciones de amparo llevando al colapso a nuestro sistema judicial”. Y agregó que el ISC solo se trasladaba impuestos a los negocios y no a los usuarios.

Pero, claro: Marco Arana,  Yhony Lescano y Marisa Glave protestaron porque así son pues. Todo les fastidia y, la verdad, cansan.

Seguir leyendo
Click para comentar

Leave a Reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Opinión

De Borbón a bribón

Seguir leyendo

Opinión

Los obstruccionistas

Seguir leyendo

Opinión

Escuelita de periodismo

Seguir leyendo

Tendencias

Contacto: [email protected]

Copyright © 2019 Todos los derechos reservados a favor de Político.pe. Aviso Legal. Desarrollado por Smart! Grupo Creativo