Connect with us

Opinión

Pinocho en su laberinto

Publicado

el

Como pidió Beto Ortiz: “Muéstrame una obra, solo una”.



Dios ha querido que el Perú tenga una riqueza minera que ya quisieran tener otros países. La mayor parte de nuestras divisas e impuestos al fisco provienen de ese sector, ocupa menos del 1% del territorio nacional y es generadora de empleos.

Los países mineros dedican sus mejores esfuerzos en atraer proyectos de inversión; por eso, la seriedad de un gobierno es fundamental. Se imaginarán, entonces, la repercusión mundial negativa si hay marchas y contramarchas en las negociaciones con los inversionistas.

Bueno: en el Perú en parte ya venía sucediendo eso, pero lo que acaba de hacer el gobierno es un terremoto que resquebraja el marco jurídico que se ofrece a los inversionistas. Se ha cancelado una licencia que recién había sido otorgada hace unas semanas, y se ha anunciado una nueva Ley de Minería. Cualquier evaluador de riesgos no vería nada malo en esas decisiones si hubiesen sido producto de un largo y profundo analisis técnico, pero el problema es que lo anunciado se debe a una abdicación del poder legitímamente establecido, de la noche a la mañana.

Un presidente arrodillándose cobardemente ante la presión de un desadaptado –como es el gobernador de Arequipa– y prácticamente balbuceando un acuerdo traicionero, renunció a su poder soberano. El audio escuchado deja como pirañitas a la supuesta organización de “los cuellos blancos”.

Y el mensaje a los inversionistas es: “Miren, yo soy el presidente, pero no me quiero comprar pleitos, así que vean ustedes como hacen”. Anarquía administrativa. ¿Así quién va querer invertir? Traición a los intereses de la patria.

Si algo bueno podemos decir de Correa y Evo, es que no se dejaron amedrentar por activistas ambientalistas.

Paralelo a esta conducta dudosa, ya no queda duda alguna de que Vizcarra no cumple su labor de administrar el país, ya sea porque es un incapaz y/o porque su único objetivo es salvar su pellejo. Como le dijo Beto Ortiz a un guaripolero: “Muéstrame una obra, solo una”. Lo único que puede exhibir Vizcarra es su falsa lucha contra la corrupción sustentada solo en un permanente e irracional ataque al Congreso y, claro, haber tenido como piñata hasta ahora al exfiscal Chávarry, eso es todo.

Lo ocurrido califica –a mi entender– como incapacidad moral: un presidente confabulando como distorsionar un proceso administrativo con personas no contempladas en la ley. Ya dependerá del Congreso aplicar o no la Constitución.

Foto: El Comercio

Seguir leyendo
Click para comentar

Leave a Reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Opinión

¡Presidente, no juegue más!

Seguir leyendo

Opinión

¿Y por qué no hablamos del “adelanto” de la “repartija” de “mermelada”?

Seguir leyendo

Opinión

#LoMásLeído: La víspera de Keiko

Seguir leyendo

Tendencias

Director: Ricardo Vásquez Kunze.


Contacto: [email protected]

Copyright © 2019 Todos los derechos reservados a favor de Político.pe. Aviso Legal. Desarrollado por Smart! Grupo Creativo