Connect with us

Opinión

Peruanos, Konversen por el Kambio

Publicado

el

Al señor Vizcarra, como jefe del Estado, le corresponde conversar por el bien común y por la democracia con el keikismo que le ofrece NUEVAMENTE la mano, o con los golpistas descarados. De esa decisión dependerá su futuro en la Historia o en el lugar donde terminan los dictadores.



Keiko Fujimori ha concedido este domingo una extensa entrevista en El Comercio afirmando que todo su poder –partido más bancada con mayoría absoluta– están dispuestos, NUEVAMENTE, a tenderle la mano al segundo gobierno de Peruanos Por el Kambio y conversar sobre la agenda nacional. La líder de la oposición considera que en esa agenda hay cuestiones urgentes y otras importantes, en ese orden. Parte de la conversación con el gobierno, entonces, debería ser que este defina a su vez qué es lo urgente y lo importante para, partiendo de una premisa común, llegar a los acuerdos y conclusiones que el país reclama. Esto pasa, por supuesto, porque el gobierno del señor Vizcarra tenga él también disposición para conversar con Keiko Fujimori y Fuerza Popular. Ya veremos si quiere.

Quienes no tienen ninguna disposición ni buena fe ya sabemos quiénes son y qué buscan. Con nombres y apellidos podemos nombrar a los políticos sin partido que bajo el disfraz de “periodistas” y líderes de la “sociedad civil” les importa un ardite que el gobierno tenga algún entendimiento con el keikismo y su poderosa mayoría parlamentaria. Augusto Álvarez Ródrich, Rosa María Palacios, Cecilia Valenzuela, Chicho Mohme, Alfredo Torres, Claudia Cisneros, Mávila Huertas, Marco Sifuentes, David Rivera, Ronald Gamarra y otros de menor cuantía llevan una cruzada sin cruz contra Keiko Fujimori, a la que aborrecen. Hasta ahora han fracasado estrepitosamente en derrocar a la mayoría de Fuerza Popular en el Congreso –y, por lo tanto, al Congreso mismo– que es la única agenda que tienen y que es la respuesta a la pregunta: ¿qué buscan?

A dichos sujetos se refiere sin mencionarlos el editorial del domingo 2 de septiembre de El Comercio que, con lucidez, advierte sobre los “vapuleos de cierta prensa y de aquellos grupos que, aprovechando el caos inmediato que siguió a la renuncia de Kuczynski, trataban entonces de tirarse abajo la institucionalidad para forzar un nuevo proceso electoral (hoy referéndum)”. El diario decano no sólo considera positivo el entendimiento propuesto por Keiko Fujimori (y los que hubo anteriormente), sino que pondera que cualquier conversación entre el gobierno del señor Vizcarra y la líder de la oposición sea pública aunque les pese a todos esos que he mencionado líneas arriba y que chillarán, como lo hicieron cuando el recién estrenado presidente dio sus primeros pasos en ese sentido ni bien jurado el cargo.

Como lo señala Rospigliosi: no es de extrañar que el antikeikismo de esa gente –como todos los antis– haya llevado al golpismo puro y duro que se expresa en el nefasto propósito de cerrar el Congreso porque no les gusta la mayoría parlamentaria de Fuerza Popular. Es risible el patetismo de quienes en nombre de la “democracia” y de la “libertad de prensa” no tienen otra agenda que el cierre del primer poder del Estado, pues son estos precisamente los que se rasgan las vestiduras contra el 5 de abril de Alberto Fujimori que cerró el Congreso bicamenral por las mismas razones que arguyen hoy sus críticos: “obstruccionista”. La demonización del Congreso que hizo entonces Fujimori y Montesinos es exactamente la misma que la que hacen hoy todos esos que lideran la agenda golpista, envuelta con el moño de la moralina que también esgrimió Fujimori cuando sacó los tanques a la calle y despachó a los congresistas a su casa.

Nadie ha podido expresar mejor el golpismo caviar del siglo XXI que dos pelafustanes que, sin embargo, representan en el periodismo y el activismo a los chillones ya mencionados. El caricaturista Heduardo, de La República, dice en su cuenta de Twitter: “Mi consejo de pata a Martín Vizcarra es que retire las barreras de la Av. Abancay, para que el pueblo se encargue (Patricia Arévalo y 3 más indicaron que les gusta)”. El otro individuo que expresa el golpismo 2.0 es el que fue factótum de redes sociales en los gobiernos de Ollanta Humala y PPK, Carlos León Moya: “Martín Vizcarra, ¿ves como te quieren atarantar con un golpe? Van a querer vacarte. Consejo de pata: durante el pleno, córtale la luz al Congreso y enciérralos sin comida…”

Al señor Vizcarra, como jefe del Estado, le corresponde conversar por el bien común y por la democracia con el keikismo que le ofrece NUEVAMENTE la mano, o con los golpistas descarados. De esa decisión dependerá su futuro en la Historia o en el lugar donde terminan los dictadores.

Seguir leyendo
Click para comentar

Leave a Reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Opinión

Marcelo y el candidato del color de la mora

Seguir leyendo

Opinión

Expreso revela “la conexión humalista” de Maximiliano Aguiar

Seguir leyendo

Opinión

Hace rato que el fusible se fundió

Seguir leyendo

Tendencias

Director: Ricardo Vásquez Kunze.


Contacto: [email protected]

Copyright © 2019 Todos los derechos reservados a favor de Político.pe. Aviso Legal. Desarrollado por Smart! Grupo Creativo