Connect with us

Opinión

Perú, “Estado generoso”

Publicado

el

Resulta penoso ver cómo nuevamente se sobredimensiona el Estado. Crece el gasto corriente, del cual un exorbitante 42% se destina a remuneraciones, planillas, empleados nuevos o mejor pagados, llenos de prebendas y gollerías que los alejan de la realidad.



Resulta penoso ver cómo nuevamente se sobredimensiona el Estado. Crece el gasto corriente, del cual un exorbitante 42% se destina a remuneraciones, planillas, empleados nuevos o mejor pagados, llenos de prebendas y gollerías que los alejan de la realidad. Lo de la canasta navideña de los congresistas es pura finta: ya se lo cobrarán con algún viajecito o desapercibido buen pasar.

El Estado es el más grande empleador del país y el más ineficiente porque el gigantesco costo es inversamente proporcional a los beneficios recibidos por los ciudadanos.

Las fiscalías especializadas en investigar delitos de lavado de activos –aquellas que ocupan todos los espacios periodísticos y que han sido la mejor herramienta de manipulación y venganza de esta gestión (dejando constancia de que existen muchos fiscales y jueces muy probos y trabajadores) tienen serios problemas de infraestructura, carencias imperdonables como todos los locales de la administración de justicia en general; sin embargo, la OEFA (ubicada en Av. Faustino Sánchez Carrión 603, Jesús María) tiene oficinas palaciegas a costa de cobrar altísimas multas a sus supervisados, la mayoría empresas mineras. Y nadie dice nada sobre este despilfarro.

Gran parte de los alcaldes del país se quejan de que los vecinos no pagan ni el impuesto predial ni los arbitrios y que por ello tienen rentas escasas para hacer inversiones en sus localidades (salvo aquellos que han sido bendecidos con el canon). A pesar de ello, no tienen ningún empacho en convertirse en traficantes de terrenos –como los casos recientes de Chilca y Tacna– o de cobrar cupos a los comerciantes –algo que viven a diario los ambulantes de Gamarra, en La Victoria–. ¡Si la plata no llega sola, ellos se la procuran por cualquier vía!

El Tribunal Constitucional falló a favor de los fonavistas para que los aportes se devuelvan bajo el valor presente considerando intereses, lo cual implica un serio problema de caja para el Estado. ¿Sacarán el dinero del Banco de Materiales que está en liquidación, de Sedapal, de las empresas de energía o del Fondo Mivivienda, como en su oportunidad declaró el secretario general de la Asociación de Fonavistas? Grueso problema que le han pasado de taquito al MEF.

El inamovible ministro de Trabajo está haciendo esfuerzos sobrehumanos para estandarizar los aportes de EsSalud, con lo cual el primer perjudicado es el agro. La inversión en agricultura es muy riesgosa y aleatoria: lo único que lograría sería la promoción de la informalidad. El problema es que seguramente tiene el respaldo del presidente y de sus rojos asesores, así como de la ministra del Frente Amplio. Gabinete dividido y contaminado, en el que asumo el ministro de Agricultura está atado de manos.

¿Quién podrá sacar la cara por la agroindustria que ha promovido el desarrollo de Piura, Ica y otras regiones, abriendo mercados de exportación no tradicionales muy importantes? ¿Aquellos iluminados profesionales que pregonan tener todas las soluciones para el desarrollo del país saldrán a marchar para defender a la agroindustria?

Como bien menciona Abraham Levy en su columna del 24 de noviembre último, publicada en Perú21, el Congreso de la República está contribuyendo a ahondar el peligro de este sector promoviendo una ley para volver rígida la contratación en el campo; vale decir, buscando la cuadratura del círculo, para servirle el mercado en bandeja de plata a Chile, que si ha sabido gestionar con sabiduría el sector de agroexportación, a pesar de su menor riqueza natural.

El Perú está lleno de incoherencias, injusticias y errores incomprensibles, pero, aun así, lo consideramos un país divino. ¡Pues no lo somos, que un malentendido nacionalismo no nos perpetúe en el error! Imposible esperar un liderazgo razonable del Gobierno, su agenda es otra, por lo que toca al maltratado sector privado duplicar esfuerzos. Al final, divino o profundamente terrenal, sigue siendo nuestro país.

Seguir leyendo
Click para comentar

Leave a Reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Opinión

Sin escrúpulos

Seguir leyendo

Opinión

Censura y esclavitud

Seguir leyendo

Opinión

Alternancia y paridad: burradas y transparencia 

Seguir leyendo

Tendencias

Contacto: [email protected]

Copyright © 2019 Todos los derechos reservados a favor de Político.pe. Aviso Legal. Desarrollado por Smart! Grupo Creativo