Connect with us

Opinión

Pensamiento “color uniforme”

Publicado

el

Lo dicho (o lo no dicho) por Humala han terminado por apagar cualquier esperanza de liderazgo,



Una semana después, resulta más que claro que el mensaje presidencial del pasado 28 de julio fue otra vez— un vano ejercicio de política desde el más alto cargo de poder constitucional.

Más allá del recuento de los actos de gobierno establecido por la Constitución, el discurso anual del presidente es, también y sobre todo, un acto político para construir una agenda de iniciativas sobre los asuntos de la mayor relevancia pública que, por cierto, la ciudadanía percibe con total nitidez— y sirve para convocar consensos sobre esta base, afirmar su liderazgo en la conducción del país y fortalecer su legitimidad más allá de las formas jurídicas.

Dicho de otra manera: sirve para tomar decisiones en democracia.

Desde esta perspectiva, el último año de su gobierno tiene evidentes exigencias que saltan a la vista y sobre las cuales Ollanta Humala no expresó ninguna acción concreta de impacto, se trate de la inseguridad ciudadana, de la lucha contra la corrupción o de medidas reactivadoras en estos tiempos de vacas cada vez más flacas.

Es sobre estos temas que la opinión pública esperaba escuchar algunos anuncios importantes, desde una expectativa amparada en que aún podían quedar algunas reservas de liderazgo presidencial. Lo dicho o más precisamente, lo no dicho por Humala ha terminado de apagar, para lo que queda del actual gobierno, tales esperanzas, por reducidas que estas hayan sido.

Al cabo de cuatro años, la institución de la Presidencia tiene un grave problema de dirección. Carente de un segundo aire para el último tramo, está tan o más contra las cuerdas que antes de Fiestas Patrias.

Y este desconcierto político en la cumbre ha quedado patente por esa confusión de papeles entre jefe de Estado y cónyuge que lleva a Humala a salir también en defensa de la “amiguísima” de su esposa investigada. Problemas que suelen asolar en la política cuando se es prisionero de un pensamiento “color uniforme”.

Seguir leyendo
Click para comentar

Leave a Reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Opinión

¿Por qué legalizan la estupidez?

Seguir leyendo

Opinión

Lo que comienza mal termina mal

Seguir leyendo

Opinión

Matemáticas y sentido común

Seguir leyendo

Tendencias

Director: Ricardo Vásquez Kunze.


Contacto: [email protected]

Copyright © 2019 Todos los derechos reservados a favor de Político.pe. Aviso Legal. Desarrollado por Smart! Grupo Creativo