Connect with us

Opinión

Pelotudos

Publicado

el

¿Qué sentido tiene una reunión del presidente con los huelguistas el jueves 10 en Palacio si la solución final vía despidos la planteó la propia ministra de Educación para el miércoles 9?



Rumbo al Congreso hoy martes, durante más de una hora quedé atrapado en el cruce de Wilson con Paseo Colón. Una marcha del maestros en huelga indefinida tomó literalmente las calles interrumpiendo abusivamente y con total desparpajo el derecho al libre tránsito de miles de personas, anteponiendo su derecho a la protesta. Ni un solo policía apareció durante la hora que duró ese atropello. Ni uno.

Mientras tanto, comprobé que eso de “la indolencia de esclavo sacude” es un himno a los tontos de capirote. ¿Alguno de los ómnibus, camiones y autos que por miles hacían fila india coactados en su libertad de transitar hicieron algo por romper esa arbitrariedad? ¿Alguno se atrevió a “meter el carro para avanzar” como suelen hacer irrespetuosamente todos los días en el Centro de Lima? Qué va.

“La marcha tiene para rato”, decían unos con sonrisa estúpida. “Hubiera traído mi lonchera”, se reía otro aún más estúpido que el primero. Ni siquiera la sinfonía de claxon a los que nos tienen acostumbrados y que en este caso hubiera estado plenamente justificada por el atropello de quienes protestaban se dejó escuchar. En la desesperante espera oigo por radio que el presidente, desde Moquegua, ofrece recibir a los huelguistas el jueves 10 en Palacio para buscar una solución al tema. ¿Solución? ¿ Acaso el presidente no sabe que la solución de la ministra de Educación ya estaba planteada? ¿No sabe que si hasta este miércoles 9 de agosto los huelguistas no se reincorporaban a trabajar serían despedidos?

Entonces, ¿recibirlos para buscar una solución el jueves 10 no le quita piso a la señora Martens? ¿Qué sentido tiene una reunión con los huelguistas el jueves si la solución final se planteó para el miércoles? El presidente, en el colmo de la candidez, le pide a los huelguistas que como única condición para reunirse cesen la violencia. ¿Acaso no es el presidente el encargado de hacer cesar cualquier violencia? ¿No es él el gobierno? ¿No tiene a la ley y la Constitución de su parte? ¿No tiene a la policía? ¿Pretende acaso que los cinco mil afiliados que firmaron por el Movadef y el “pensamiento Gonzalo” “cesen la violencia”?

Por fin termina la marcha y el carro avanza. Ya en los vericuetos del Cercado escucho que alguien pide limosna… ¡por un megáfono! Me asomo a la ventana y, en efecto, bien sentado en un banquito, un “mendigo” insta a la compasión pública de diez centavitos con su micrófono en la boca. ¡Y los transeúntes le llenan la lata! ¡Díganme si este no es un país de pelotudos desde la cabeza a la cola!

Seguir leyendo
Click para comentar

Leave a Reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Opinión

Entrevista a Pedro Gamio: “Guzmán no es el candidato vitalicio del Partido Morado”

Seguir leyendo

Opinión

El show de la mentira

Seguir leyendo

Opinión

Restas

Seguir leyendo

Tendencias

Contacto: [email protected]

Copyright © 2019 Todos los derechos reservados a favor de Político.pe. Aviso Legal. Desarrollado por Smart! Grupo Creativo