Connect with us

Opinión

PDAC: ¡nuestras estrellitas todopoderosas!

Publicado

el

Sonrientes y aparentemente comprometidos, participan en la convención canadiense de minería los presidentes regionales de Arequipa, Cusco y Apurímac.



Sonrientes y aparentemente comprometidos, participan en PDAC los presidentes regionales de Arequipa, Cusco y Apurímac. Saben que los ojos del mundo minero están en Toronto y que ellos son estrellas. Ojalá el brillo que han adquirido en esta ciudad no se opaque por unos cuantos votos y ese deseo irrefrenable de los políticos de mantener el poder a cualquier costo.

Esperemos que el regreso a la patria no les cambie el discurso. Que no pasen de aquel speech de aires canadienses de primer mundo confiado en la palabra empeñada y comprometido sin evidencia documentaria— a uno más confuso de aires andinos, cambiante y vulnerable. No quiero pensar que su presencia ha carecido de valor y que simplemente lo han tomado como una oportunidad para conocer, con alfombra roja, un mundo diferente al que luego satanizarán.

Quiero creer que estas autoridades, hoy identificadas con la inversión en el evento minero más grande del mundo, serán consecuentes con el desarrollo y no se torcerán. Que existe un compromiso real. Quiero pensar que no tendrán doble discurso populista apenas den cuenta del viaje en sus regiones y que tampoco serán capturados por esos enemigos efervescentes de la minería que, aunque parezca increíble, también están aquí en Canadá, de cuello y corbata, capitalizando debilidades y oportunidades.

Hoy Perú es la jurisdicción más cotizada de Latinoamérica para la inversión minera. Uno de sus mayores atractivos son las privilegiadas condiciones geológicas. El 14% del territorio está concesionado, pero solo el 1% tiene actividad. Tenemos cerca de quince proyectos importantes ad portas pero no hay inversionista que no haya mencionado la Licencia Social. Es el tema más sensible: un “deal breaker” recurrente. Ha habido un delicado “jalón de orejas” al Gobierno, que ya sabe que tiene que tomar al toro por las astas.

En ese escenario, el ministro Tamayo reiteró la importancia del Fondo de Adelanto Social, especialmente para los proyectos que no cuentan con presupuestos ilimitados, que son la mayoría.

Mientras tanto, nuestros vecinos chilenos nos llevan una ventaja legal envidiable para la industria. Su Estado se cubrió con un manto sagrado para proteger a su cornucopia de la abundancia (Codelco), a través del artículo 24 de su Constitución: “El Estado tiene el dominio absoluto, exclusivo, inalienable e imprescriptible de todas las minas…. no obstante la propiedad de las personas naturales o jurídicas sobre los terrenos en cuyas entrañas estuvieren situadas. Los predios superficiales estarán sujetos a las obligaciones y limitaciones que la ley señale para facilitar la exploración, la explotación y el beneficio de dichas minas. El dominio del titular sobre su concesión minera está protegido por la garantía constitucional…”

La industria minera en el Perú jamás podría pretender esta priorización constitucional, por lo que es imperativo trabajar en la Licencia Social, con amplio espectro y con todos los actores, especialmente con nuestras comprometidas estrellitas regionales.

Seguir leyendo
Click para comentar

Leave a Reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Opinión

¡Presidente, no juegue más!

Seguir leyendo

Opinión

¿Y por qué no hablamos del “adelanto” de la “repartija” de “mermelada”?

Seguir leyendo

Opinión

#LoMásLeído: La víspera de Keiko

Seguir leyendo

Tendencias

Director: Ricardo Vásquez Kunze.


Contacto: [email protected]

Copyright © 2019 Todos los derechos reservados a favor de Político.pe. Aviso Legal. Desarrollado por Smart! Grupo Creativo