Connect with us

Opinión

Pandemonio

Publicado

el

Se han perdido 2.3 millones de empleos y no vemos norte alguno.



La semana que pasó nos trajo una noticia desalentadora: solamente en la capital, durante la cuarentena impuesta, se perdieron más de 2.3 millones de empleos. Absurdamente, cuarenta y ocho horas después, una encuesta de opinión situó a Vizcarra con 70% de aprobación.

Dos meses antes, Vizcarra anunció la suspensión indefinida de las clases escolares en todos los colegios, públicos y privados, a nivel nacional, y prometió comprar de 840 mil tablets a ser entregadas a niños de zonas vulnerables del país. Sin embargo, incongruentemente, el MINEDU acaba de anunciar que a partir del 1 de julio se reanudarían las clases presenciales en cerca de 12 mil colegios públicos de zonas rurales con limitado acceso a la comunicación.

Precisamente sobre el tema educativo, recientemente el gobierno emitió el DU 70-2020 autorizando la transferencia a este ministerio de cerca de 46 millones de soles para financiar la evaluación de riesgo de la infraestructura educativa, la elaboración de expedientes de demolición de infraestructura educativa en riesgo de colapso, etc; y de otros 37 millones para diversos gobiernos regionales y locales, con el objeto de financiar la ejecución de sesenta inversiones en materia educativa. Es decir, para la construcción y/o acondicionamiento de centros educativos. Incognoscible, pues a inicios del 2019 el mismo Vizcarra ofreció la construcción de 1000 colegios.

Hemos pasado de ser un gobierno democrático en un estado constitucional de Derecho a convertirnos en un pandemonio de burócratas afectos a la improvisación, con tal de ser del agrado del presidente. Todo ello aunado a la corrupción aparcada al interior del propio Ejecutivo.

Es duro decirlo –más aún el aceptarlo– sin perder el respeto y la cordura que siempre debe primar. Coincidimos en el cuidado a la salud, aunque también al trabajo que no solo es fuente de empleo sino que además genera progreso para nuestro país. El gobierno no tiene norte, es más, carece de cualquier punto cardinal que permita vislumbrar lo que ocurrirá a partir del día siguiente de levantada la cuarentena. Claro, si es que Vizcarra así lo decide, pues a las inconsistencias mostradas Zeballos sumó que todavía nada está dicho, sumándose las voces extremistas al interior del gobierno: Martos y Rodríguez han respaldado el inconstitucional pedido de prorrogar hasta fin de año el toque de queda, so pretexto de no incrementar el nivel de delincuencia. Nuevamente, el Gobierno de Vizcarra pretende echarle la culpa a “la gente” de los robos que todos estamos sufriendo.

Parafraseando a don Felipe González sobre el actual inquilino de la Moncloa, “a veces el gobierno se parece mucho al camarote de los Hermanos Marx”.

En tanto, acabado el efímero escándalo Swing con circo congresal de por medio, surge el nombre de un nuevo polémico personaje cercano a Vizcarra, de nombre Luis Ángel Rivera Talledo. De él se comenta haber facturado desde el 2018 la friolera de S/ 133 mil tanto al MTC y al propio MINEDU. Qué lejos va quedando la frase “mi gobierno no coordina, no concilia con la corrupción”. Con la ajena, desde luego.

Seguir leyendo
Click para comentar

Leave a Reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Opinión

El doble rasero en el Perú

Seguir leyendo

Opinión

Sí al voto preferencial

Seguir leyendo

Opinión

RBG y el TC

Seguir leyendo

Tendencias

Contacto: [email protected]

Copyright © 2019 Todos los derechos reservados a favor de Político.pe. Aviso Legal. Desarrollado por Smart! Grupo Creativo