Connect with us

Opinión

¡Operación hoguera!

Publicado

el

Si algo tienen clarísimo el gobierno y sus aliados, es que quieren que Fuerza Popular desaparezca del espectro político del país: ¡que se haga humo! ¡Que no vuelva a figurar en el Pantone congresal hoy ni nunca!



Keiko Fujimori minimizó la fuerza de su contendor desde el inicio: pensó que su bancada era la “armada invencible” debido a la mayoría absoluta de setenta y tres congresistas. Sin embargo, resultó ser uno de los grupos más pobremente estructurados y desleales en la historia del Congreso. Al 10 de enero, ha perdido diecisiete parlamentarios y no me sorprendería que esta nefasta huida continúe hasta el 2021.

Se podrán dar mil explicaciones pero, a mi juicio, la verdadera razón es el miedo, miedo y más miedo.

La injusta prisión preventiva de Keiko y su inagotable pero infructuosa lucha para que respeten sus más mínimas garantías del debido proceso han sido la fallida prueba de fuego de su equipo parlamentario. ¡No la pasaron! No han sabido resistir porque nunca tuvieron un norte muy claro ni un hilo conductor que los sostenga en momentos difíciles. Y carecieron también de un programa de sucesión. Keiko Fujimori– ahora fuera de escena– les ha dejado un vacío que han sido incapaces de llenar. Debe estar lamentándose de no haber generado institucionalidad y una línea de carrera en el partido. Todas las decisiones pasaban por ella; imposible tener una gestión más ineficiente.

Fuerza Popular está absolutamente fragmentada aunque todavía tenga algunos bastiones como Luz Salgado o Carlos Tubino, quien ha declarado –intentando no amilanarse– que “los congresistas que renuncian al partido no son capaces de defender los valores y principios de la bancada”. Manotazos de ahogado, pues siempre se trató de una bancada integrada por muchos advenedizos, visitantes asiduos a la Comisión de Ética que tenían poca idea de las responsabilidades y obligaciones que conlleva la representación parlamentaria.

Aunque pueda sonar muy cruel, para la mayoría de congresistas naranjas Fuerza Popular fue solo una plataforma de acceso a una curul; punto y aparte. El astuto Daniel Salaverry es el ejemplo más emblemático: la presidencia del Congreso le ha permitido manejarlo a su antojo priorizando siempre su agenda personal, de la mano con facilitarle el camino al gobierno en contra de su propia agrupación. Es una deslealtad imperdonable que seguramente la frágil memoria de los peruanos olvidará.

Si Keiko Fujimori minimizaba la fuerza de PPK, la de Martín Vizcarra –a sus ojos– era casi inexistente. Quiso jugar a la política sin tener la experiencia y agudeza necesaria, únicamente confiando en una supuesta arrolladora mayoría. Esto último confirma, una vez más, que no basta tener los votos para lograr el éxito. Ha aprendido con sangre que la soberbia pasa grandes facturas y hoy parece sospechar que no tiene armas para defenderse, así vaya por el camino de la legalidad: la instrucción es cerrarle todas las puertas. La ciudadanía se deleita, especialmente los jóvenes que no vivieron el gobierno de Fujimori pero –como mayores víctimas de la posverdad– tienen un antifujimorismo dogmático e irracional sobre el que aparentemente no hay nada que hacer.

Por su lado, Martín Vizcarra ha demostrado ser un aplicado discípulo de Sun Tzu y su arte de la guerra: “Para poder vencer con seguridad, ataca donde ellos no puedan defenderse”. Aplicó la estrategia al pie de la letra: no ha parado hasta apoderarse del Ministerio Público y de ciertos jueces claves, amparado siempre por su alianza con el Instituto de Defensa Legal y los medios. No se detendrá hasta que esa numerosa y otrora floreciente bancada que era Fuerza Popular se convierta en un guiñapo. ¡Gajes de la política, siempre llena de sorpresas desagradables!

Seguir leyendo
Click para comentar

Leave a Reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Opinión

Imposible disfrazar el golpe de Estado

Seguir leyendo

Opinión

El ingeniero constitucionalista

Seguir leyendo

Opinión

#LoMásLeído 1: Resumen de una semana infame

Seguir leyendo

Tendencias

Director: Ricardo Vásquez Kunze.


Contacto: [email protected]

Copyright © 2019 Todos los derechos reservados a favor de Político.pe. Aviso Legal. Desarrollado por Smart! Grupo Creativo