Connect with us

Opinión

Ollanta: siempre un paso atrás

Publicado

el

Reposicionamiento de alfiles engrosa sospechas de que habría algo verdaderamente "grueso" que encubrir.



El cambio de cinco carteras ministeriales de la víspera deja una vez más en evidencia que el presidente demora las decisiones obvias hasta el punto en que pierden su mejor impacto político. Lo que debió ser una muestra de desprendimiento político hace dos semanas, hoy aparece como un “manotazo de ahogado” para salvar a una primera ministra que sigue, políticamente hablando, en cuidados intensivos.

Si bien el presidente entrega las principales “cabezas” cuestionadas y pedidas por la oposición -—con la sola ausencia de la de Cateriano— no es menos cierto que demorarse en hacerlo convierte un acto de fortaleza política en otro muy distinto de debilidad ante la amenaza de una censura creíble en el Parlamento.

Pero el escenario sigue siendo un cerco que se va estrechando peligrosamente alrededor de la esposa del presidente. Escenario en el que el cambio de ministros encajaría como un intento de reposicionar ciertos alfiles para reforzar la casilla de la dama —como pasar al escudero Otárola a Justicia y a otro incondicional como Pérez Guadalupe a Interior. Todo lo cual termina engrosando las sospechas de que habría algo verdaderamente “grueso” que defender —y encubrir— en las entrañas de las más altas esferas del poder.

Seguir leyendo
Click para comentar

Leave a Reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Opinión

El doble rasero en el Perú

Seguir leyendo

Opinión

Sí al voto preferencial

Seguir leyendo

Opinión

RBG y el TC

Seguir leyendo

Tendencias

Contacto: [email protected]

Copyright © 2019 Todos los derechos reservados a favor de Político.pe. Aviso Legal. Desarrollado por Smart! Grupo Creativo