Connect with us

Opinión

Ollanta reestrena “Caracortada”

Publicado

el

Viejo guión para dañar la imagen de una candidatura a la que el gobierno le teme



Hace dos semanas, el Parlamento concluyó que Alan García no tiene desbalance patrimonial ni enriquecimiento ilícito y que sus gastos han sido cubiertos por sus ingresos. Ante un hecho así de inobjetable, el gobierno se había quedado sin argumentos para seguir atacando al expresidente hasta que la ventana se abrió cuando estalló el caso Gerald Oropeza, hijo del fallecido dirigente distrital Américo Oropeza.

Se acusó, entonces, a las empresas creadas por Américo Oropeza de verse favorecidas durante el gobierno aprista. Sin embargo, estas venían licitando con el Estado desde el 2004 a la fecha. Incluso, esas mismas empresas habían brindado servicios al Ministerio Público durante el ejercicio de cuatro fiscales supremos, a la SBS y a la Unidad de Inteligencia Financiera (organismo que debe velar por la investigación sobre lavado de activos). ¿Acaso todas esas instituciones son cómplices de algo?

También se ha afirmado que gobierno aprista entregó la posesión de la mansión Crousillat. Pero el hecho es que en 2012, o sea, en pleno gobierno humalista, Oropeza hijo se instaló en el predio, a vista y paciencia de la CONABI que lo custodiaba y que está adscrita a la PCM. ¿No tendría que responder el primer ministro de entonces?

Con todo este escándalo, se pretende manchar la institución a la que pertenezco, que posee 91 años de historia en defensa de la democracia y de la justicia social. Es evidente que los delitos atribuidos a un individuo —que no ha sido dirigente ni formó parte de ninguna estructura orgánica o funcional del partido— pretenden ser utilizados para dañar la imagen de una candidatura a la que el gobierno teme. Lo trató de hacer con la “megacomisión” y le salió el tiro por la culata. Ahora ha echado mano de una nueva versión de “Caracortada”, aunque el guión siga siendo el mismo.

Quien sí tiene varias responsabilidades en este caso es la actual gestión, porque lo conocía desde el 2014 cuando la policía investigó a Gerald Oropeza y advirtió sobre indicios de lavado de activos. ¿Hicieron algo las autoridades correspondientes? ¿Intervino el ministro del Interior? 

Nada. En cambio, el gobierno humalista ha dejado que dos testigos claves sean asesinados a la vista de todos. ¿Eso es luchar contra el narcotráfico?

Seguir leyendo
Click para comentar

Leave a Reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Opinión

No todo está perdido

Seguir leyendo

Opinión

Momento decisivo

Seguir leyendo

Opinión

Los intocables

Seguir leyendo

Tendencias

Director: Ricardo Vásquez Kunze.


Contacto: [email protected]

Copyright © 2019 Todos los derechos reservados a favor de Político.pe. Aviso Legal. Desarrollado por Smart! Grupo Creativo