Connect with us

Opinión

“Ojo, a esa hora yo estuve en el Banco de la Nación”

Publicado

el

Lo que debió hacer la señora Ávalos --y aún está a tiempo- es blindar al Ministerio Público en general, empezando por la Junta de Fiscales Supremos (que ella misma dirige), las Fiscalías (Suprema y Superiores) de Control Interno, así como la labor que desempeñan TODOS los fiscales a nivel nacional.



El titular reproduce el sucinto comentario de la fiscal de la Nación al ser preguntada sobre su controvertida entrevista, el 25 de noviembre pasado, en Palacio de Gobierno con su precario inquilino. Agregó que estuvo ahí poco más de treinta minutos analizando directamente con Vizcarra el presupuesto de la institución que dirige. Negó, además, haber tratado en ese encuentro algún tema relacionado con las polémicas denuncias en trámite por parte de los encomiados fiscales del equipo Lava Jato, y específicamente haber hablado sobre César Villanueva, el examigo, ex PCM y exsocio político del golpista.

Más aún, Zoraida Ávalos solicitó por escrito a la Secretaria de la Presidencia la corrección del horario de salida de dicha reunión (EXPRESO, 05.12.2019). Obvio que esto último no tuvo respuesta alguna.

Lo llamativo de esta cita palaciega, con más dudas que respuestas, es que se presentan hechos por demás resaltantes y preocupantes. Primero, la Gerencia General –aún con encargatura– es la máxima autoridad administrativa del Ministerio Público. ¿Por qué no tratar la escala remunerativa del personal (incluyendo fiscales y médicos legistas) directamente entre dicho órgano de dirección con el MEF? Dos: la señora Ávalos se apersonó al Banco de la Nación a cobrar sus haberes. Esto no tendría nada de extraño a no ser que lo hizo en… ¡horario de labores! Es decir, mientras los mortales trabajamos a esa hora la fiscal de la Nación se dio un tiempo para sacar dinero (si hubiera sido el doctor Pedro Chávarry ya lo hubieran investigado y procesado por “abandono de cargo”).

Tercero: la propia señora Ávalos mostró un video como prueba de su estadía en el banco de todos los peruanos. ¿Cómo obtuvo ese video? ¿Acaso lo solicitó como persona natural (imposible que se lo dieran) o lo requirió como fiscal de la Nación?. De ser esto último, sería utilizar el cargo indebidamente. Y, cuarto, manifestó (sin pestañear) que respalda la labor del equipo especial Lava Jato y que los mismos son autónomos en el desempeño de sus funciones.

Sintomáticamente, nuestro envenenado golpista declaró también su respaldo a los levantiscos Vela y Pérez. Simple coincidencia, digamos.

Esto último si es de honda preocupación, pues empoderó aún más a este reducido pero temible grupo de aventureros fiscales que pretenden emular a Jim Garrison, al punto que obligaron al apocado procurador del PJ (que se vio compungido a declarar que también es “autónomo” y no recibe presión alguna) para que demande nulidad (el término correcto es “pedido de aclaración”), lo que fue rechazado de plano por el propio TC (Expediente N° 02534-2019-HC). Reafirmó su entonces presidente que las sentencias son de obligatorio cumplimiento por mandato expreso de la Constitución.

No satisfechos con ello, el propio Pérez informó a Vela de la denuncia al doctor Ramos Núñez, magistrado del TC, por el presunto delito de revelación indebida de identidad de testigo en la comentada sentencia. Hasta pretenden, sin confirmarse aún la fecha, la citación del doctor José Luis Sardón, también magistrado del TC.

Lo que debió hacer la señora Ávalos –y aún está a tiempo- es blindar al Ministerio Público en general, empezando por la Junta de Fiscales Supremos (que ella misma dirige), las Fiscalías (Suprema y Superiores) de Control Interno, así como la labor que desempeñan TODOS los fiscales a nivel nacional.

Claro, en tanto esto no ocurre nos enteramos de la captura y pronta liberación del amix del golpista, César Villanueva, para quien la propia Fiscalía solicitó (y así se dispuso) comparecencia restringida e impedimento de salida del país, a pesar del extremo delito imputado (tráfico de influencias y patrocinio ilegal).

Confiemos que en lo sucesivo la señora Ávalos utilice su tarjeta de débito, evitando la tediosa cola en el banco y ahorrándose ese valioso tiempo en coadyuvar a la recta administración de justicia que nuestro país tanto lo necesita.

Foto original: GEC

Seguir leyendo
Click para comentar

Leave a Reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Opinión

Presidente, diga la verdad

Seguir leyendo

Opinión

Sombría salida de la cuarentena

Seguir leyendo

Opinión

Los voceros de las AFP

Seguir leyendo

Tendencias

Director: Ricardo Vásquez Kunze.


Contacto: [email protected]

Copyright © 2019 Todos los derechos reservados a favor de Político.pe. Aviso Legal. Desarrollado por Smart! Grupo Creativo