Connect with us

Opinión

“OH” y Odebrecht

Publicado

el

Cuando se hace eco de una acusación de tamaño calibre, debe ir acompañada por pruebas fehacientes e indicios ciertos. No por insinuaciones fruto de la mera especulación.



Ha hecho muy bien el presidente Ollanta Humala en convocar a su despacho al embajador del Brasil y, en presencia del primer ministro y de nuestra canciller, rechazar formalmente las acusaciones que un diario brasilero recoge a raíz de una investigación policial sobre el caso Lava Jato. En este, la Policía Federal lo habría implicado en una coima de más de tres millones de dólares por parte de una constructora cuyos directivos se encuentran bajo pesquisa judicial en Brasil.

Sin embargo, a la luz de las informaciones periodísticas que rebotan los medios locales, las investigaciones policiales no consignarían como prueba más que unas iniciales en una hoja de cálculo (proyecto OH) de una trabajadora de la constructora, así como el nombre de nuestro mandatario en un programa de visitas al Perú del magnate Marcelo Odebrecht, extraído de sus agendas personales.

¿Eso es todo? ¿Es aquella la “fuerte evidencia” que señala la investigación policial para acusar al presidente del Perú? En todo caso, es la misma ” fuerte evidencia” que hace unos meses atrás consignó desde el Brasil la Policía Federal contra algunos políticos peruanos y que, más allá de iniciales y nombres sueltos sujetos a mil interpretaciones, no constituyen pruebas de nada.

Es un lugar común que estamos en campaña electoral y que el barro salpica con ventilador. También, que el presidente Humala sembró vientos y cosechó tempestades que hoy lo han puesto a él y a su esposa en la picota pública con una aprobación escuálida. Pero ello no debe dar pie a aceptar como válida cualquier acusación que, sin ninguna prueba y fruto de la mera especulación, ponga la legitimidad del presidente de la República en entredicho.

O sea, nos puede caer muy mal el presidente y su esposa, pero el jefe del Estado personifica a la nación y nos representa a todos, por lo que cuando se hace eco de una acusación de tamaño calibre esta debe ir acompañada por pruebas fehacientes o indicios ciertos, y no con insinuaciones fruto de la especulación.

Y la prensa, la nuestra en todo caso, debería ser más cauta y oportuna con este tipo de acusaciones vacías de toda prueba. Es profundamente lamentable que la noticia de hoy sea esa… justo cuando el presidente Humala recibe a Francois Hollande, presidente de Francia.   

Seguir leyendo
Click para comentar

Leave a Reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Opinión

Que Kenji siga vendiendo plátanos

Seguir leyendo

Opinión

El Tribunal tiene la palabra

Seguir leyendo

Opinión

Bitácora de septiembre: la caballería

Seguir leyendo

Tendencias

Director: Ricardo Vásquez Kunze.


Contacto: [email protected]

Copyright © 2019 Todos los derechos reservados a favor de Político.pe. Aviso Legal. Desarrollado por Smart! Grupo Creativo