Connect with us

Opinión

Noblesse obligue

Publicado

el

A la luz de la popularidad de Maduro o Fernández de K. los peruanos somos injustos con Humala.



En esta columna hemos sido duros críticos del presidente Humala y, probablemente, lo seguiremos siendo pues no hay visos de que enmiende sus yerros políticos. Sin embargo nos parece sumamente injusto el hecho de que nuestro jefe de Estado esté liderando el ranking de los mandatarios menos populares de América Latina. En efecto, Ollanta Humala encabeza la lista de los presidentes más impopulares, con 22% de aprobación por debajo de Nicolás Maduro (23%) y Cristina Fernández (35%). Sin embargo, no hay punto de comparación entre el Perú que deja Humala y la Venezuela de Maduro o la Argentina de los Kirchner.

Venezuela es una ruina económica con la mayor inflación de América Latina (68.5% en 2014) y un desabastecimiento generalizado. Los líderes opositores están presos o desaforados de sus escaños en el Parlamento; la prensa, amordazada; y el clima de violencia política y común no tiene límites. Argentina le sigue los pasos: con 40% de inflación según cálculos privados y 20% según las cifras proporcionadas por el gobierno en 2014, Kirchner ha puesto a Argentina en el ojo del mundo al inaugurar el triste libreto ruso de los “objetores” que aparecen muertos de la noche a la mañana. Es el caso del fiscal Nisman que, en vísperas de presentar una acusación en el Parlamento contra la mandataria, apareció finado de un balazo en la cabeza sin que hasta ahora, dos meses después, el Estado pueda dar una explicación de las causas de su muerte.

Ya ni vamos a hablar aquí del 60% de aprobación de Rafael Correa que no tolera una caricatura en su contra. Ni de Enrique Peña Nieto con 47% de ovaciones después de la desaparición y muerte de 43 estudiantes en Iguala a manos de la narcopolítica. 

Lo cierto es que los peruanos parecemos ser muy exigentes al momento de calificar a nuestros mandatarios —una lástima que no lo seamos al elegirlos— aún si tenemos las tasas de inflación más bajas de Sudamérica (2.8%), el segundo crecimiento más elevado de la región (2.5%) y más de 60 mil millones de dólares en reservas internacionales. Amén de que aquí todos tenemos la libertad de decir lo que nos da la gana.

Pero nuestros sentimientos no cuentan para el análisis político. Y las razones por las que Humala es el mandatario menos popular de la región son dos. A diferencia de Maduro o Kirchner, Humala perdió su base social cuando cambió de rumbo: hoy no tiene a nadie que lo celebre. La otra le compete a su personalidad. De Maduro o Kirchner nadie puede decir que no lideran sus países con puño de hierro. Humala es mantequilla. La paradoja es que si no hubiese cambiado de rumbo y fuera un déspota populista como los antedichos, el Perú hoy estaría en la ruina económica y bajo el yugo del autoritarismo político.

Seguir leyendo
Click para comentar

Leave a Reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Opinión

Cold case

Seguir leyendo

Opinión

Policía bueno y policía malo

Seguir leyendo

Opinión

No todo está perdido

Seguir leyendo

Tendencias

Director: Ricardo Vásquez Kunze.


Contacto: [email protected]

Copyright © 2019 Todos los derechos reservados a favor de Político.pe. Aviso Legal. Desarrollado por Smart! Grupo Creativo