Connect with us

Opinión

Noblesse oblige

Publicado

el

La flamante canciller tiene, más que pergaminos, todo un trabajo previo de excelencia que la refrenda.



La designación de Ana María Sánchez como canciller de la República ha sorprendido a muchos que, como suele suceder en el Perú, se han apresurado a descalificarla antes siquiera de que haya tomado asiento en el espléndido despacho de damasquino rojo en Torre Tagle. Se alega su falta de experiencia como jefa de misión diplomática en el exterior, dado que ascendió a embajadora hace apenas un par de años en lo que algunos medios consideran un concurso de méritos controvertido. Nada de eso es, sin embargo, atendible.

Tuve el privilegio de trabajar con ella en la Cancillería durante un breve lapso, aunque fue suficiente para calibrar la personalidad y profesionalismo de Ana María Sánchez. Nadie más merecedor de haber llegado a embajadora que ella, pues si el “concepto” fue crucial para su ascenso, este sin duda no pudo ser otro que 20 sobre 20.

Disciplinada, perseverante, trabajadora incansable y eficiente, hábil para maniobrar en ese mundo cortesano de intrigas y zancadillas de terciopelo que es Torre Tagle, Sánchez tiene sin duda la mejor cualidad que puede tener un político: el don de la anticipación. Este le ha servido para prevalecer, como jefa del despacho del canciller, sobre tres ministros y otros tantos viceministros que han pasado con todas sus ínfulas sin pena ni gloria. La experiencia acumulada en ese cargo es invalorable —más aún que cualquier jefatura de misión diplomática en el exterior— por lo que la inexperiencia que se le reclama es una necedad (¡Allan Wagner fue canciller antes de haber sido embajador!). Y si la suerte ha tenido que ver con su designación, es porque ha sabido valorar los contactos y las oportunidades que se le presentaron en el lugar y el momento indicados.  

La flamante ministra de relaciones exteriores tiene pues, más que pergaminos, todo un trabajo previo de excelencia que la refrenda. Estoy seguro de que le sacará el jugo a esta nueva oportunidad honrando sus obligaciones con el Perú como canciller de la República.

Seguir leyendo
Click para comentar

Leave a Reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Opinión

Hace rato que el fusible se fundió

Seguir leyendo

Opinión

La historieta del golpe de Estado

Seguir leyendo

Opinión

Es una huelga por los derechos humanos

Seguir leyendo

Tendencias

Director: Ricardo Vásquez Kunze.


Contacto: [email protected]

Copyright © 2019 Todos los derechos reservados a favor de Político.pe. Aviso Legal. Desarrollado por Smart! Grupo Creativo