Connect with us

Opinión

No nos culpabilicen

Publicado

el

Culpabilizarnos por salir a comprar ha generado racismo. Ya ‘cholearon’ y adjetivaron a los sectores populares, imputándoles la propagación del coronavirus.



Un mandatario suplente como Martín Vizcarra –no fue elegido y gobierna desde el 2016–, que dio un golpe de Estado disolviendo arbitrariamente el Congreso (por más que cuatro cuestionados miembros del TC lo avalaran), no puede culpabilizarnos diciendo que nos contagiamos vertiginosamente y morimos por incumplir la irreal cuarentena que nos ha impuesto.

Menos aún endilgarles a gobiernos anteriores la responsabilidad del desastroso sistema de salud que tenemos. El pez por la boca muere. Hace un año dijo que entregaría ochenta hospitales, dos por semana. Insistir en imputarnos la expansión del coronavirus por no meternos al clóset revela que no tiene una estrategia clara para enfrentar la pandemia. Que se dé una vueltita por Villa El Salvador, hay un hospital magnífico inaugurado por el expresidente García que está abandonado por mezquindad política e inutilidad en la gestión. Ojo, Vizcarra postuló por el APRA en el 2006.

Debería explicarnos cómo se contagiaron los alumnos de la Escuela de la PNP, los numerosos miembros de las FF. AA. y Policiales, así como la población penitenciaria donde la propagación del COVID-19 es de mecha corta. Vemos que hay corrupción generalizada en torno a las compras sanitarias. En el Ministerio de Salud, en la Policía hay sobrevaloraciones, productos pasados o que no llegaron. Pero poco se dice. Gracias al manejo mediático, Vizcarra tiene suerte.

La informalidad del Perú llega al 70%. Entonces se debe gobernar para esa realidad. La mayoría de peruanos es pobre y se le dice que no salgan al mercado todos los días. Se da un bono (¡en dos partes!) y la aglomeración, junto con la desesperación, propaga inevitablemente el coronavirus.

Vizcarra tiene poca empatía con los peruanos. Podría acordarse de los comedores populares, donde se recogen porciones, que descongestionarían los mercados. O utilizar las ‘súpercarpas’ y la logística que tienen las FF.AA. y Defensa Civil, y atender a quienes requieren de atención inicial y tomar pruebas. No es tan difícil. Pero las colas son largas y nos devuelven a casa.

Nadie encuentra atención cuando tiene síntomas. La gran desgracia actual es que entre la corrupción en compras y la nula planificación del gobierno NO HAY PRUEBAS, ni moleculares ni serológicas. Es exclusiva responsabilidad del Ejecutivo. Se empeñó en las pruebas rápidas (PR), cuando toda la comunidad científica le dijo que no detectaban el coronavirus.

Además ha creado un zafarrancho de irreales estadísticas al mezclar unas pruebas con otras. Es impostergable que se adquieran pruebas moleculares y se apliquen a discreción. Que nos diga claramente por qué no las compra y no se soslaye más una explicación a la ciudadanía sobre este crucial tema.

¿Imagina el funcionamiento del transporte cuando termine la cuarentena? Culpabilizarnos por salir a comprar ha generado racismo. Ya ‘cholearon’ y adjetivaron a los sectores populares, imputándoles la propagación del coronavirus.

Seguir leyendo
Click para comentar

Leave a Reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Opinión

Censura y esclavitud

Seguir leyendo

Opinión

Alternancia y paridad: burradas y transparencia 

Seguir leyendo

Opinión

Martín, Maki y Mario

Seguir leyendo

Tendencias

Contacto: [email protected]

Copyright © 2019 Todos los derechos reservados a favor de Político.pe. Aviso Legal. Desarrollado por Smart! Grupo Creativo