Connect with us

Opinión

¡No más frivolidad cortesana!

Publicado

el

Frente a médicos y maestros en pie de lucha, oficialismo y oposición están más cerca del lobby cortesano que de la satisfacción de importantes demandas populares.



Es el primer lunes de agosto, solamente que por los aires no se respira el aroma de concertación que se procuraba establecer antes del 28 de julio. Tampoco es que se haya producido un rompimiento en la élite. Sucede que por un momento toda la élite, los de acá y los de allá y los de más allá, pueden pasar en conjunto a un segundo plano.

Parece que este aire versallesco, palaciego y cortesano en que se ha desenvuelto la cúpula del oficialismo y la oposición está llegando a su fin. A alguien se le ocurrió abrir las ventana del salón de los espejos y egos. De pronto ha ingresado el eco del tumultuoso reclamo popular. Son médicos y maestros, dirigencias en franca lucha a la cabeza de contingentes atizados por la estrechez de su horizonte laboral y, acá lo diferente, embravecidos por la manifiesta debilidad política del gobierno.

A lo mejor si Pedro Pablo hubiera refrescado el gabinete cuando menos en el sector Salud, tendríamos una mejor opción para finalizar la huelga. Una cosa es cuando un gremio importante va a la huelga y conmina al titular de la cartera a intermediar de manera eficaz para satisfacer los diferentes puntos de un pliego. Otra cosa muy distinta es cuando la huelga se realiza también contra la propia ministra, como es el caso en ese sector.

Una singularidad de la actual coyuntura magisterial es que el gremio se encuentra dividido y la tradicional dirigencia nacional sutepista ha sido desbordada por sectores regionales más radicales. Muy pronto sabremos si fue un acierto o un error pactar el final de la huelga con un sector dirigencial y autoridades regionales por las que los huelguistas no se sienten representados.

No sé ustedes pero yo respiro otro aire. Siento que hasta ayer casi toda la escena la dominaban los protagonistas del cotarro cortesano. Que si Pedro Pablo dijo, que lo que Zavala quiere, que Keiko ha decidido, que esto no se firma y aquello se archiva. Guantazo por acá, pañuelazos por allá.

Se acabó el tiempo de la politiquería cortesana, señores políticos. Mientras ustedes discuten, mientras se revientan a tuits y se apuñalan como guerreros ninjas metidos al cabildeo y entregados al interés subalterno… hay un pueblo que quiere ver sus demandas satisfechas, la economía moviéndose y a ustedes dejando de lado la bien remunerada frivolidad cortesana. ¿Hay alguien ahí?

Seguir leyendo
Click para comentar

Leave a Reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Opinión

El juicio del ausente

Seguir leyendo

Opinión

El misterioso caso de las “loncheritas”

Seguir leyendo

Opinión

Retrato de un gobierno dictatorial

Seguir leyendo

Tendencias

Director: Ricardo Vásquez Kunze.


Contacto: [email protected]

Copyright © 2019 Todos los derechos reservados a favor de Político.pe. Aviso Legal. Desarrollado por Smart! Grupo Creativo