Connect with us

Opinión

No hay derecho

Publicado

el

La magnitud de este atropello por el cual el juez y el fiscal de un caso se coluden para abusar del derecho y buscar "pruebas" violentando a los abogados defensores no se ha visto en el Perú ni en las peores dictaduras que nos ha tocado vivir.



Lo que ha acontecido hoy 20 de noviembre de 2018 es un día que vivirá en la infamia. Representa el quiebre total del estado de Derecho en el Perú, la sepultura del derecho a la defensa de cualquier ciudadano –sin importar su color político o sus convicciones ideológicas–, el fusilamiento del secreto profesional y de lo poco que quedaba del debido proceso.

Otra vez, en menos de un mes, los protagonistas de este atropello son el “juez” Richard Concepción Carhuancho y el “fiscal” José Domingo Pérez. A solicitud del segundo, el primero ha dado orden de allanar el estudio de abogados que lleva la defensa de los INVESTIGADOS que el fiscal acusa y el juez juzga. Nos referimos al caso de la líder de la oposición Keiko Fujimori, hay que recordarlo, presa por 36 meses SIN ACUSACIÓN FISCAL. Así como lo oye.

Bajo el mismo cuento del “testigo protegido”, Pérez y Concepción Carhuancho han irrumpido en el estudio de abogados Oré Guardia en busca de “pruebas” que vinculen a este bufete con la “organización criminal” Fuerza Popular y el caso de los falsos aportantes, varios de los cuales el estudio patrocina bajo todo el derecho a la defensa que el estado de Derecho garantiza.

La magnitud de este atropello por el cual el juez y el fiscal de un caso se coluden para abusar del derecho y buscar “pruebas” violentando a los abogados defensores no se ha visto en el Perú ni en las peores dictaduras que nos ha tocado vivir. En otras palabras, el juez y el fiscal buscan enterarse cuál es la estrategia de defensa de los investigados a fin de criminalizarla con cualquier pretexto. ¿Qué sigue? ¿Los confesionarios de las iglesias? ¿Los medios de comunicación para averiguar si están en contacto con “organizaciones criminales” como los partidos políticos? ¿Los domicilios de periodistas?

Obviamente todas las embajadas en Lima deben estar tomando nota de esta abominación y certificando que tanto en el caso de Keiko Fujimori como de Alan García, por poner los más importantes, no existe ninguna posibilidad de un juicio justo, lo que abona ya no en la tesis sino en la certeza de que aquí el debido proceso no existe. ¿Y cómo podría existir si el juez y el fiscal del caso amedrentan a los abogados de los investigados para sentarlos a ellos también en el banquillo junto a sus patrocinados? ¿Qué abogado va a poder patrocinar desde hoy con este precedente a un cliente si podría ir a la cárcel con él por establecer la estrategia de defensa que más conviene a sus intereses?

Señor fiscal de la Nación, señor presidente del Poder Judicial: ni José Domingo Pérez ni Richard Concepción Carhuancho pueden permanecer ni un día más en la magistratura como agentes de la ley y el derecho. No solo se zurran en los dispuesto por el Tribunal Constitucional sino en cualquier norma universal de un debido proceso, poniendo a la fiscalía y a la judicatura al servicio de una agenda espuria y actuando como la peor de las dictaduras.

Los colegios de abogados de toda la República, la Defensoría del Pueblo y el Poder Legislativo deberían pronunciarse ante este EVIDENTE quiebre del Estado de derecho en el Perú y en defensa de todos los ciudadanos, hoy a merced de un poder totalitario sin ningún control que ha barrido con la garantía más elemental de la justicia: el derecho a la defensa.

Simplemente: ¡no hay derecho!

Seguir leyendo
Click para comentar

Leave a Reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Opinión

¡Presidente, no juegue más!

Seguir leyendo

Opinión

¿Y por qué no hablamos del “adelanto” de la “repartija” de “mermelada”?

Seguir leyendo

Opinión

#LoMásLeído: La víspera de Keiko

Seguir leyendo

Tendencias

Director: Ricardo Vásquez Kunze.


Contacto: [email protected]

Copyright © 2019 Todos los derechos reservados a favor de Político.pe. Aviso Legal. Desarrollado por Smart! Grupo Creativo