Connect with us

Opinión

No es igual, pero es DICTADURA

Publicado

el

"Gobernaríamos con la Comisión Permanente [...] De ahí vienen nuevas elecciones, otra vez el pueblo se manifiesta, reemplaza a los congresistas y se continúa". Vizcarra. Retrato de un poder en construcción. Rafaella León.



Vizcarra no aguantó más y cumplió su constante velada amenaza contra todos los peruanos, poniendo en grave riesgo nuestro incipiente sistema democrático. GOLPE DE ESTADO es la frase que resume la inconstitucional medida adoptada al disolver el Parlamento, el que formalizó luego a través del Decreto Supremo N° 165-2019-PCM que convocaba a elecciones para un nuevo Congreso el 26 de enero de 2020. DICTADOR es el término que corresponde denominarle al señor Vizcarra a partir de la fecha.

Más allá de las evidentes razones –inconstitucionales todas ellas– que llevaron al señor Vizcarra adoptar esta terrible, ilegal y arbitraria decisión, lo cierto es que cuando el Artículo 134° de nuestra Carta Política refiere que “el presidente de la República está facultado para disolver el Congreso” debe entenderse que dicha atribución debe (o mejor dicho debió) ser usada con responsabilidad pensando en el interés colectivo (algunos consideramos que eso sería un rasgo de estadista) y no únicamente en el personal, como así sucedió.

NO FUE UNA DECISIÓN ESPONTÁNEA

La revista Somos de El Comercio del 1 de octubre de 2019 extrae párrafos del libro de Rafaella León “Vizcarra. Retrato de un poder en construcción”: “Martín Vizcarra parecía preparado para el escenario más traumático. Había trazado un borrador mental de lo que tendría que hacer si la crisis desencadenaba la disolución del Congreso. ‘Gobernaríamos con la Comisión Permanente. En esos cuatro meses no vamos a aprovechar para tomar ninguna acción irracional, en absoluto. De ahí vienen nuevas elecciones, otra vez el pueblo se manifiesta, reemplaza a los congresistas y se continúa’.

La entrevista al señor Vizcarra fue en junio de este año; es decir, tres meses antes de esta debacle presidencial.

LA MANIPULACIÓN MEDIÁTICA COMO ESTRATEGIA DE COPAMIENTO DEL PODER

En las estrategias de manipulación mediática, Noam Chomsky señala específicamente: i) Crear problemas y después ofrecer soluciones (“problema-reacción-solución”); y ii) La estrategia de diferir. En el primero de ellos, se creó la falsa idea de que el Congreso fue obstruccionista, corrupto, el único causante de todos los males del país, y por ello había que desaparecerlo. Y, en lo segundo, se quiere hacer creer que resultó dura pero a la vez valiente la decisión del presidente, y que no tenemos de qué preocuparnos pues el gobierno no cometerá abusos de derecho, y prontamente tendremos Congreso en funcionamiento.

Estas estrategias manipulativas han sido muy bien adaptadas en nuestra sociedad por el propio señor Vizcarra (o del grupo de poder tras él, claro está), pues si bien dicha medida populachera ha recibido el beneplácito de la masa callejera –amén de áulicos alabarderos incluyendo la prensa guariporera– lo único cierto es la precaria imagen de nuestro país en el exterior. Como bien anotó para Deutsche Welle Sebastián Grundberger, representante de la fundación alemana Konrad Adenauer (KAS) en Lima: “La pérdida generalizada del aprecio por las instituciones democráticas, y la priorización de las pasiones personales por encima de los valores institucionales, son dos males fundamentales de la democracia en Perú. Problemas que la polarización generada por los partidos ha exacerbado”.

Imagen: Difusión

Seguir leyendo
Click para comentar

Leave a Reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Opinión

El dilema de usar o no usar

Seguir leyendo

Opinión

Imposible disfrazar el golpe de Estado

Seguir leyendo

Opinión

El ingeniero constitucionalista

Seguir leyendo

Tendencias

Director: Ricardo Vásquez Kunze.


Contacto: [email protected]

Copyright © 2019 Todos los derechos reservados a favor de Político.pe. Aviso Legal. Desarrollado por Smart! Grupo Creativo