Connect with us

Opinión

No es cuestión de sí o no, es cosa de justicia

Publicado

el

El referéndum irlandés por el matrimonio gay



Esta semana se aprobó el matrimonio homosexual en Irlanda —el país más católico del mundo mediante un plebiscito. Hay que saludar el avance en igualdad de derechos y que comiencen a cambiar puntos de vista que parecían grabados a sangre y fuego.

Sin embargo, utilizar plebiscitos para decidir derechos no es el mejor mecanismo. Salvo en sociedades con democracias muy consolidadas, como Suiza o EE.UU., estos han sido utilizados por gobiernos autoritarios o populistas para legitimarse. Aunque los resultados pueden ser positivos (como en este caso, o sumando ejemplos, el del plebiscito que perdió Pinochet en 1988 o el que permitió en 1980 negociar el final del régimen militar uruguayo), este sistema suele enfrentar a grupos con posiciones o intereses contrarios que no definen una solución mediante el diálogo y la negociación sino a través de un rotundo y excluyente “sí” o “no”. De hecho, las cuestionadas revocatorias son también una forma de referéndum.

El Estado tiene obligación de garantizar principios y derechos iguales para todos, y respetar los convenios internacionales que suscribe. Por ello, temas como la pena de muerte o el matrimonio igualitario se deben analizar de acuerdo a la ley y a la justicia, más allá de las opiniones personales, por numerosas que estas sean.

Seguir leyendo
Click para comentar

Leave a Reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Opinión

Que Kenji siga vendiendo plátanos

Seguir leyendo

Opinión

El Tribunal tiene la palabra

Seguir leyendo

Opinión

Bitácora de septiembre: la caballería

Seguir leyendo

Tendencias

Director: Ricardo Vásquez Kunze.


Contacto: [email protected]

Copyright © 2019 Todos los derechos reservados a favor de Político.pe. Aviso Legal. Desarrollado por Smart! Grupo Creativo