Connect with us

Opinión

¡No al blindaje, señor presidente!

Publicado

el

En vez de responder de manera desafiante, la ministra La Rosa debió disculparse con mucha humildad e informar que tomaría todas las medidas correctivas para que las intoxicaciones no se volvieran a presentar. ¿Acaso olvidó que es una servidora pública, cuya obligación es generar confianza en los programas sociales?



“Si no quieren los desayunos de Qali Warma, nadie los obliga a consumirlos” fue la declaración altisonante de la varias veces cuestionada ministra Liliana La Rosa ante las innumerables quejas de los padres de familia por la intoxicación de más de 600 niños. Me pregunto: ¿cómo una funcionaria tan soberbia va a poder reducir la anemia del 43% al 19% en solo tres años?

La Rosa debió disculparse con mucha humildad e informar que tomaría todas las medidas correctivas para que este tipo de emergencias no se vuelvan a presentar. ¿Acaso olvidó que es una servidora pública, cuya obligación es generar confianza en los programas sociales?

Por otro lado, es una vergüenza que se haya vuelto a contratar a la empresa Man & Liu S.R.L. cuyo representante, el ciudadano de nacionalidad china Man Ching Wan, fue denunciado en el 2014 ante la Fiscalía Provincial de Cañete por delitos contra la salud pública. Ayer en Panorama, el representante de esta empresa dejó al descubierto todo el tinglado al afirmar que la ÚNICA sanción administrativa recibida por Man & Liu S.R.L. fue la disminución de puntos al momento de calificarla como proveedora pero que, aún así, había obtenido la buena pro dado que era la única que podía cumplir con las especificaciones técnicas establecidas en las bases, especialmente en cuanto al envase laminado de los productos.

Solo le faltó decir que habían sido escogidos “digitalmente” (a dedo). Es imposible que no exista otra empresa en el Perú o en el extranjero que pueda abastecer al Midis con estos productos: ni que su fabricación fuera el secreto mejor guardado. ¡Inaceptable!

Quisiera saber qué acciones van a tomar los comités de integridad del Midis –los que hace apenas dos meses han sido dotados con 10 millones de soles para fortalecerse– ante estos clarísimos hermaneos, coimas y arreglos de proveedores del programa Qali Warma. Estaremos vigilantes.

Mientras tanto, la ministra se desgasta en defenderse con el mismo nivel de histrionismo que las aparatosas caídas del Dr. Rock ante el Congreso o las lágrimas de cocodrilo de Walter Ríos tratando de sensibilizar a los jueces antes de que le dicten prisión preventiva.

La reina y señora del manejo mediático no se podía quedar atrás. Hoy en declaraciones a un noticiero matutino, se autoproclamó la Madre Teresa peruana afirmando que trabaja entre 15 y 16 horas diarias y que le ha dedicado toda su vida a los más pobres del país. Ver para creer, señora ministra. En todo caso, la realidad es que los peruanos vivimos aguantando demagogia por demasiados años.

Señor presidente: ¡no al blindaje, por favor!

Opinión

Que Kenji siga vendiendo plátanos

Seguir leyendo

Opinión

El Tribunal tiene la palabra

Seguir leyendo

Opinión

Bitácora de septiembre: la caballería

Seguir leyendo

Tendencias

Director: Ricardo Vásquez Kunze.


Contacto: [email protected]

Copyright © 2019 Todos los derechos reservados a favor de Político.pe. Aviso Legal. Desarrollado por Smart! Grupo Creativo