Connect with us

Opinión

Nadine no es florero

Publicado

el

Presidente Humala ensaya una estrafalaria defensa de su cónyuge, quien ha caído a 4% de aceptación popular.



La última encuesta de GFK nos trae la mala noticia de la caída del presidente Ollanta Humala a 10% de aprobación ciudadana y la de su esposa, Nadine Heredia, a 4%.

Mala noticia porque son índices deplorables y vergonzosos para un mandatario de origen democrático a punto de culminar su mandato y de una esposa que, se supone, debía irse de Palacio en el corazón del pueblo gracias a su perceptible tarea social.

Así se fueron las primeras damas de gobiernos nacidos de las urnas como Violeta Correa de Belaunde, Pilar Nores de García y la polémica Eliane Karp de Toledo. Igual la de dictadores como María Delgado de Odría (quien hasta tentó la alcaldía de Lima el año 1963), Consuelo Gonzales de Velasco (forjadora de la Junta de Asistencia Nacional) y Rosa Pedraglio de Morales Bermúdez.

Pero la señora Heredia de Humala es quizás el personaje más repudiado del tabladillo público. Según su esposo, esto se debe a existe una fuerte campaña en su contra, “por su condición de mujer, por ser esposa del presidente, por su condición de rebelarse y no ponerse como una primera dama decorativa sino ser una primera dama de acción…Prefieren que esté relegada”.

Tal cúmulo de argumentos pueriles e insustentables solo habla de la ceguera que invade a esta pareja respecto al origen de ese repudio y su incapacidad para menguarlo. Prefieren la victimización al repaso pormenorizado de cada jornada de odio político, intromisión en los asuntos gubernamentales, sospechosa acumulación pecuniaria, abuso del poder y maltrato a los más allegados (están nada menos que los casos de los dos vicepresidentes, congresistas, ministros como César Villanueva o Carmen Omonte, asistentes como Roxana Altuna, hasta colaboradores domésticos como Emerson Fasabi, muerto en muy extrañas circunstancias) que explican a niveles de hartazgo el rechazo a Nadine.

Ciertamente, nadie jamás esperó que la señora Heredia de Humala sea un florero. Muchas de sus predecesoras tampoco lo fueron. Pero ella optó por ser la florería y convertir a su marido en un helecho sin riego. Una pena.

Seguir leyendo
Click para comentar

Leave a Reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Opinión

El Perú paralizado y un gobierno vacuo

Seguir leyendo

Opinión

Fuerza pública en la cuarentena

Seguir leyendo

Opinión

De la cuarentena al desempleo

Seguir leyendo

Tendencias

Director: Ricardo Vásquez Kunze.


Contacto: [email protected]

Copyright © 2019 Todos los derechos reservados a favor de Político.pe. Aviso Legal. Desarrollado por Smart! Grupo Creativo