Connect with us

Opinión

Ministro bajo sospecha

Publicado

el

"El coronavirus no me alcanza¡ Sin obesidad, sin hipertensión, sin diabetes... no estoy en población de riesgo", afirmó contundente el 29 de febrero a las 7.49 el nuevo ministro de Salud.



Soy enemigo de evaluar ministros antes de que se sienten en el escritorio, como sucede con muchos peruanos que sí lo hacen, pero vaya que el nuevo ministro de Salud vale una excepción. Por lo menos, la de la sospecha.

Víctor Zamora Mesía parece uno de esos bocones y peleones a la orden del día, de aquellos que se denomina hoy con el eufemismo de “muy activo en Twitter”. El ministro ya cerró su cuenta, pero quedaron algunos de sus testimonios intolerantes, pedantes, egocéntricos y fuera de foco.

El 10 de marzo de 2019, frente a una opinión del periodista  Federico Salazar el hoy ministro de Salud dice: “Federico Salazar dice que debe primar el mérito, la capacidad, antes que el género. Lo dice, por supuesto, alguien que obtuvo su chamba sin ganarle a nadie. Así es cuando eres ‘hijito de api’ y desde tu cuna de oro reclamas”. ¿Esas son las ponderadas palabras de un profesional de la salud internacional? Zamora Mesía demuestra intolerancia, activismo y fanatismo frente a las opiniones ajenas, además de ignorancia. Federico Salazar es uno de los periodistas más cultos y profesionales del país, sus columnas son punto de referencia de la agenda pública y sus opiniones informadas son más respetables que la de cualquier pelafustán que habla porque tiene boca (aunque en una sociedad liberal todas las opiniones sean respetables, depende de que no sean denigrantes y desinformadas como las del hoy ministro).

Además Salazar es experto en Hayek, Mises y la Escuela de Viena, lo que viene a cuento porque otro de los exabruptos de Víctor Zamora Mesía es que el “coronavirus” es “culpa” del neoliberalismo. Según su opinión, este destruyó el sistema de salud pública por lo que hoy estamos en una crisis mundial incapaz de hacer frente a la pandemia.

Pero el coronavirus nació en China, un país COMUNISTA con un sistema del Estado, y se propagó a Europa, cuyo sistema de salud pública se basa en el Estado de bienestar (es decir, en uno donde la participación de los privados es ínfima). Y fue en ambas realidades donde el sistema de salud colapsó, lo que convierte lo dicho por el ministro Zamora en puras pamplinas basadas en prejuicios, fruto de su activismo político de izquierda. Y como siempre he dicho y repetido: el activista no es más que un fanático. ¿Ese es el perfil que el Perú necesita para un ministro frente a la mayor crisis mundial del siglo XXI?

Además, los fanáticos suelen ser ególatras, pues creen que siempre tienen la razón: “El coronavirus no me alcanza. Sin obesidad, sin hipertensión, sin diabetes… no estoy en población de riesgo”, afirmó contundente el nuevo ministro de Salud el 29 de febrero a las 7.49. ¿Entonces para qué la cuarentena, señor ministro, si la mayoría de la población peruana no es obesa, hipertensa ni diabética como usted? ¿Entonces para qué el toque de queda?

Finalmente, ¿protestará el señor ministro ante el presidente porque la paridad y la alternancia de “género” se hizo trizas en el gabinete que él conforma tras su llegada? Esa es, señor ministro, la diferencia entre la fantasía (ideología) y la realidad. Y en el caso de una emergencia nacional de salud, equivocarse puede ser la diferencia entre la vida y la muerte de millones de compatriotas.

 

Seguir leyendo
Click para comentar

Leave a Reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Opinión

Nos vamos a morir de hambre

Seguir leyendo

Opinión

El COVID-19 transparenta el genoma del gobierno

Seguir leyendo

Opinión

“Tarde o temprano todos nos vamos a infectar”

Seguir leyendo

Tendencias

Director: Ricardo Vásquez Kunze.


Contacto: [email protected]

Copyright © 2019 Todos los derechos reservados a favor de Político.pe. Aviso Legal. Desarrollado por Smart! Grupo Creativo