Connect with us

Opinión

Ministerio de Justicia: ¡Una limpieza profunda, por favor!

Publicado

el

Confiemos en que el destacado doctor Mendoza actúe con la firmeza necesaria para recomponer la institucionalidad de esta cartera, tan venida a menos e inoperante por culpa de la gestión de Pérez Tello.



No hay nada más eficiente para lograr un propósito que la persistencia, y esa parece la tarea del equipo de personajes non gratos que aún permanece en el Ministerio de Justicia, convocado por la otrora ministra Marisol Pérez Tello. Sí, aquella que dio un conmovedor discurso en el “Ojo que Llora” apenas iniciada su gestión, por la conmemoración del 13° aniversario del Informe Final de la CVR.

Es la misma ministra que decía estar haciendo los mejores esfuerzos para extraditar a Alejandro Toledo y que, al mismo tiempo, declaraba tan campante que el proceso demoraba tres o cuatro años mientras permitía al juez Abel Concha Calla todo tipo de artilugios y leguleyadas con los expedientes del prófugo expresidente. Maromas que han contribuido a mantener el envidiable pasar de Toledo en Stanford. La ministra que en abril pasado se comprometió a hacer público el Informe Kroll para luego declarar, sin inmutarse, que no lo había encontrado en los archivos del Ministerio y que en EE. UU., debido a su antiguedad, no podría obtenerse un duplicado. Ni un incapaz absoluto merecía tan burda respuesta: se puede acceder a copia de documentos ancestrales, ¡y no a un importantísimo y costoso informe realizado hace unos pocos años!

¡Falta de voluntad y falta de respeto!

Quizás por su característica terquedad, el presidente se demoró en reemplazarla a pesar de los evidentes anticuerpos que había generado durante su gestión. Afortunadamente, Meche Aráoz tuvo la muñeca y habilidad para incorporar a un ministro de Justicia de lujo, el doctor Enrique Mendoza Ramírez, magistrado de carrera y con una impecable trayectoria profesional. El doctor Mendoza sabe que tiene una ardua tarea por delante (incluso puede ser más complicada que asumir las funciones de su cartera): reorganizar los cuadros del ministerio. Ha sido advertido del cáncer interno y que es necesario cortar de raíz; las soluciones tibias o los paliativos pasan inmensa factura al final.

Lamentablemente están enquistados funcionarios de mando medio como Daniela Viteri Custodio, asesora del viceministro de Justicia, Marlene Román y Antonio Ruiz Ballón, asesores del viceministro de Derechos Humanos y Acceso a la Justicia y Pedro Grandez, cabeza de la Dirección General de Justicia y Libertad Religiosas. Todos “marisollovers” y que pugnan por continuar su confusa y sinuosa agenda a toda costa. “Dividir para reinar”, habrían dicho, y ya parecen estar indisponiendo a algunos otros altos funcionarios y promoviendo el despido de gente valiosa.

Confiemos en que el doctor Mendoza le haga honor a sus calidades personales y profesionales, actuando con la firmeza necesaria para recomponer la institucionalidad de este ministerio, tan venido a menos e inoperante por culpa de la gestión de Pérez Tello.

Seguir leyendo
Click para comentar

Leave a Reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Opinión

Greta Thunberg, Lindbergh y Cristóbal Colón

Seguir leyendo

Opinión

“Ojo, a esa hora yo estuve en el Banco de la Nación”

Seguir leyendo

Opinión

Psicosocial

Seguir leyendo

Tendencias

Director: Ricardo Vásquez Kunze.


Contacto: [email protected]

Copyright © 2019 Todos los derechos reservados a favor de Político.pe. Aviso Legal. Desarrollado por Smart! Grupo Creativo