Connect with us

Opinión

Minería: ¡hablemos claro sobre la prima donna!

Publicado

el

El Perú necesita inversión y dinero, así de simple.



Excelente columna de Juan José Garrido en Perú21. Indispensable que el Gabinete esté compuesto por gerentes que no tengan miedo a enfrentar la burocracia y que saquen proyectos como lo hizo Bruno Giuffra, a punta de “voluntad, sentido de urgencia y decisión”. Si aceptas un cargo público directriz pero eres timorato, demasiado políticamente correcto o solo necesitas adornar la currícula para poder terminar en una embajada u organismo internacional… ¡perdiste! Te pasará la factura una pésima gestión. 

Ser funcionario público es una tarea sacrificada, en la que la remuneración no redime el esfuerzo y compromiso. La verdadera compensación es de índole personal,  gracias a los logros y a la tarea bien hecha. Por lo menos esa es la teoría; la realidad siempre la sobrepasa con creces y generalmente con nefastos augurios.

Según la última encuesta nacional urbano rural, realizada por GFK y publicada en el diario La República el domingo pasado, hay tres cosas que más preocupan a los peruanos: “Seguridad, pobreza y sueldo”. Como mencionó Antonio Sola, consultor político de origen español, PPK está gobernando de espaldas al pueblo y no es consciente de que a las personas les preocupa su “metro cuadrado”. La macroeconomía es importante, pero la gente no quiere ver resultados en los medios o en las estadísticas, sino en su bolsillo. Quiere que se abran nuevas puertas, tener mayores oportunidades y ello no está ocurriendo. Lima se ha vuelto una ciudad muy cara y los sueldos están congelados o en proceso de reducción: posiblemente las carencias se hayan acentuado.

Entonces, poco entiendo a este Gobierno. Nos guste o no, la minería es el motor de crecimiento del país. La zona altoandina es riquísima en contenido polimetálico: más de 15% del territorio nacional está concesionado y se realiza actividad en menos del 2%. A pesar de que el presidente ofreció durante su campaña un tren de cercanías Lima-Huacho, lo que realmente necesitamos es una locomotora para la minería que le imprima fuerza y aceleración a los US$ 53 mil millones reflejados en los 47 proyectos mineros en cartera. Hay que buscar lo mejor de la tribuna para este sector sin escatimar esfuerzos. ¡Si se trata de clonar a Bruno Giuffra como sugiere J. J. Garrido, hagámoslo!

El Perú necesita inversión y dinero, así de simple. Y tiene los recursos para hacerlo: MEM debería ser el ministerio divo; y la minería, la prima donna del Gabinete. dentro del entendimiento en que el Estado es socio de los privados en el éxito de los proyectos que reditúan para el país.

La minería es como los glóbulos rojos de la economía; representa más del 50% de las divisas, el 20% de la recaudación fiscal. Es la mayor fuente de inversión extranjera y activa el consumo y el gasto del Gobierno. En razón a ello, no parece descabellado que pueda existir una Autoridad Única que la regule y supervise integralmente, para solucionar el problema de la densa tramitología que ahuyenta a muchos inversionistas.

Es que sin perjuicio de la conflictividad social, un tema muy complicado y sensible que hay que manejar bien desde el primer respiro en el lugar (con conocimientos y humildad). El Estado ha tenido la “sabiduría” de generarle trabas a la minería (y a todas las actividades económicas del país). Ha creado una serie de satélites artificiales (OSINERGMIN, INDECOPI, OEFA, SUNAFIL, SENACE entre otros) que constituyen una innumerable cantidad de agencias que viven de los privados, actuando como sanguijuelas que no solo “chupan” recursos sino tiempo, conviertiéndose en un factor distractivo y desgastante. Un fantasma gigante que tiene la capacidad de disuadir al mas afanoso y emprendedor inversionista.

Una Autoridad Única para la Minería —compuesta por especialistas de primer nivel—, que acompañe al inversor minero desde el mismo inicio de su actividad, sin plagarlo de amenazas y sanciones sino facilitando el camino hacia la ejecución y salvaguardando intereses públicos y privados, sería absolutamente eficiente y beneficioso para el país.  No se trata de libertinaje sino de buen criterio. Al final lo que se quiere es ejecución y generación de riqueza. La exquisitez regulatoria nos está jugando en contra desde hace años y solo ha provocado marchas y contramarchas (como los Estándares de Calidad Ambiental para aire, ECA, aprobados recientemente).

Aunque suene discriminatorio respecto de otras actividades, la minería es la joya de la corona. Alan García tuvo la leche de contar con un ciclo expansivo de precios de commodities (2008 al 2011) que constituyó un factor esencial para fortalecer la economía y permitió que resistiéramos los cinco años del opaco gobierno de Ollanta Humala. Hoy los precios están al alza después de un depresivo 2015 y lo estamos desperdiciando por falta gestión, ¡no hay más!

Seguir leyendo
Click para comentar

Leave a Reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Opinión

La “responsabilidad social” del presidente

Seguir leyendo

Opinión

Reflexiones sobre la figura de vacancia presidencial

Seguir leyendo

Opinión

Vizcarra, final del juego

Seguir leyendo

Tendencias

Contacto: [email protected]

Copyright © 2019 Todos los derechos reservados a favor de Político.pe. Aviso Legal. Desarrollado por Smart! Grupo Creativo