Connect with us

Opinión

Mi conversación con Larry Summers

Publicado

el

Estuve con uno de los más destacados y provocadores economistas de su generación.  A continuación un resumen de lo que me dijo.



Larry Summers es uno de los más destacados y provocadores economistas de su generación. Como verán a continuación, no toma prisioneros ni dice las cosas con diplomacia.

1. Crisis de 2008

En momentos de crisis todos somos keynesianos pues nadie quiere asumir el costo político de la ortodoxia, esto es, dejar morir empresas no competitivas y botar gente de manera masiva. El gobierno tenía que dar señales de estar detrás de su sistema financiero y de que, en caso de necesidad, lo apoyaría en temas de solvencia/liquidez. Eso para contrarrestar las expectativas deprimentes en el mercado, la visión apocalíptica de que todo se iba al diablo y que servía para retroalimentar una espiral negativa.

El gobierno debía ser lo más transparente posible pues la situación no era tan mala como la pintaban. Fue un error dejar quebrar a Lehman Brothers mientras se rescataron compañías de seguros, de crédito hipotecario, la industria automotriz, etc. Una vez que se estabilizaron y fueron rentables, el Estado las vendió pues nunca fue su rol administrarlas.

2. Rol de las multilaterales

Tal como están, deben cerrarlas o redefinirlas. Préstamo para el desarrollo no tiene sentido cuando se tiene el mercado financiero que puede reemplazarlos a tasas más competitivas, o cuando ya se han creado bancos regionales de desarrollo de países como el de China o Brasil, que son más grandes que las propias multilaterales.

La asesoría para el desarrollo carece de sentido en un mundo que ya ha formado suficiente capital humano propio: existen numerosos PhD en Economía en cada país. Y ellos darán más o menos las mismas recetas que las multilaterales. ¿Entonces? Las multilaterales no sirven para hacer “planes Marshall” cada vez que acaba un conflicto. Todas las experiencias de este tipo post II Guerra Mundial han sido un fracaso.

¿Qué deben hacer para justificar su existencia? Volverse los expertos en temas concretos: agua/desagüe (conexiones y reutilización del recurso), educación de calidad (que no es lo mismo que construir colegios), cuidado del medio ambiente, etc. De lo contrario mejor las cerramos y no perdemos tiempo.

3. Qué hacer con Grecia.

Un país que no tiene la productividad de un alemán no le puede pagar a su gente lo que gana un alemán. Es un error de la Unión Europea asumir que todos los países miembros son lo mismo y que todos se pueden beneficiar de la misma manera. Los alemanes se van a cansar del esfuerzo de soportar todo el sistema y otros, como Francia, verán en los inmigrantes la culpa de todos sus males.

Un país que no puede imprimir su moneda y cuyo Banco Central no funciona (existe el Banco Central Europeo que funciona para todos los países miembros de la Unión Europea) poco o nada puede hacer en cuanto a política monetaria que acompañe a su política fiscal. Ese desencuentro agranda la crisis. Y esa crisis puede hacer que Grecia tenga que salir de la Unión, con las consecuencias que eso tendría.

4. La trampa de los ingresos medios

Hace 30 años la mayoría de países eran pobres. Hoy un grupo importante ha pasado a tener ingresos medios, no necesariamente por seguir las recetas de las multilaterales. ¿Existe una trampa que no les permite pasar a un nivel más avanzado de desarrollo? La verdad que no. Mientras que una economía sea más abierta al mundo (con mayores niveles de educación de acuerdo con las necesidades del mercado), los mercados laborales sean flexibles, exista un ambiente seguro para la inversión con reguladores solventes, las instituciones cumplan su rol, haya políticas migratorias abiertas, etc. no hay posibilidad de una trampa de ingresos medios.

5. El desarrollo y crecimiento para el futuro

El comercio internacional no destruye empleos. Los crea porque obliga al desplazamiento de mano de obra de calidad que beneficia a la población nativa. La diversidad hace que las naciones prosperen. No tiene sentido cerrar fronteras al talento. 

6. El mundo del 2030-2050

Debemos entender que la tecnología alterará el mercado laboral. La automatización y la robótica son una realidad que hay que enfrentar. ¿Los países están preparados para ello? ¿Los trabajadores están capacitados? Debemos asumir la transición inevitable a la complejidad: de hacer telas y ropa debemos pasar a diseñar/construir máquinas para hacer ropa, a diseñar/hacer máquinas, a diseñar/construir sistemas de automatización de máquinas, a diseñar/construir sistemas de automatización, etc. Quien no entiende esto está perdido.

Seguir leyendo
Click para comentar

Leave a Reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Opinión

El juicio del ausente

Seguir leyendo

Opinión

El misterioso caso de las “loncheritas”

Seguir leyendo

Opinión

Retrato de un gobierno dictatorial

Seguir leyendo

Tendencias

Director: Ricardo Vásquez Kunze.


Contacto: [email protected]

Copyright © 2019 Todos los derechos reservados a favor de Político.pe. Aviso Legal. Desarrollado por Smart! Grupo Creativo