Connect with us

Opinión

Mensaje a Cuba y a la CAF

Publicado

el

Recobrar la democracia en Venezuela es, en suma, proteger la vida misma de millones de seres humanos.



En medio de la tóxica tormenta política, denuncias y sicosociales habituales en el Perú y de la triste noticia del incendio de la histórica Catedral de Notre Dame en París, el Grupo de Lima (GL) ha dado un nuevo impulso en su lucha por la libertad y la democracia en Venezuela. En la reunión celebrada en Santiago de Chile, el Grupo de Lima no solo ha ratificado su reconocimiento a la Asamblea Nacional y al presidente Guaidó sino que hace responsable “personalmente” a Maduro por la vida y libertad del mandatario, al mismo tiempo que reitera el pedido de libertad para los cerca de mil presos políticos que se encuentran depositados en las mazmorras del régimen.

Esta declaración, sin embargo, tiene otras particularidades redactadas en el lenguaje encriptado de la diplomacia:

UNO. Hace un llamado a los grupos de derechos humanos de la OEA y Naciones Unidas para que brinden atención prioritaria a la crisis venezolana, e inmediatamente exhortan “a la fiscal de la Corte Penal Internacional (CPI) a avanzar en el Examen Preliminar” para investigar las denuncias contra Maduro y su cúpula política-militar por crímenes de lesa humanidad; es decir, por asesinatos, torturas y encarcelamiento de opositores.

La severa llamada de atención a la fiscal de la CPI es señal de hartazgo del Grupo de Lima ante la absoluta pasividad o indolencia de los magistrados de esa organización para atender unos 600 casos, que tienen acumulados desde el 2004. La CPI ha demostrado, en ese largo periodo, sospechosa inoperancia a pesar de que cuentan con un robusto presupuesto anual de 150 millones de dólares y disponen de más de 800 empleados.

Ni uno solo de ellos ha viajado a la tierra del Libertador. Al callar, al no enviar veedores a Venezuela, renuncian implícitamente a su función fiscalizadora y, ante ello, Maduro se cree protegido para seguir matando a sus compatriotas.

DOS. El Grupo de Lima demanda “el retiro inmediato de los servicios de inteligencia, seguridad y fuerzas militares que se han desplegado en ese país sin amparo de la Constitución venezolana”; o sea, sin autorización de la Asamblea Nacional. La referencia es directa a Cuba, que se ha constituido en guardia pretoriana del chavismo. En la reunión de Santiago varios diplomáticos sugirieron colocar sin ambages el nombre de Cuba, pero al final imperó el criterio de no hacerlo por ahora.

TRES. El Grupo de Lima saludó la decisión del BID y del Consejo Permanente de la OEA de retirar al delegado de Maduro y reconocer al representante de Guiadó. Ese es un mensaje bastante claro a la Corporación Andina de Fomento (CAF) para que sigan la misma ruta de firmeza democrática, atendiendo que la mayoría de países de ese organismo de crédito forman parte del GL. No hacerlo implicaría una inaceptable oposición al esfuerzo diplomático de nuestros gobiernos.

CUATRO. Nuevamente el GL ha tocado las puertas del Uruguay, México y Bolivia para invitarlos a que se sumen a la tarea de recuperar la democracia venezolana. Mal hicieron sus presidentes –recordémoslo– en oponerse al ingreso de la ayuda humanitaria, error que deben revertir.

CINCO. El Grupo de Lima también invoca a Rusia, China, Cuba y Turquía para que colaboren en el proceso de transición, que descarta la intervención militar. Es decir, que apoyen o tiendan puentes para que Maduro se repliegue del poder y se abra el camino a elecciones limpias y supervisadas.

Estas exigencias son de mayor urgencia si nos atenemos al último reporte del Fondo Monetario Internacional, que indica que este año el PBI retrocederá un 25%, que el desempleo escalará el 44 % y la inflación superará los 10 millones. Recobrar la democracia en Venezuela es, en suma, proteger la vida misma de millones de seres humanos.

Foto: Semana.com

Seguir leyendo
Click para comentar

Leave a Reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Opinión

El juicio del ausente

Seguir leyendo

Opinión

El misterioso caso de las “loncheritas”

Seguir leyendo

Opinión

Retrato de un gobierno dictatorial

Seguir leyendo

Tendencias

Director: Ricardo Vásquez Kunze.


Contacto: [email protected]

Copyright © 2019 Todos los derechos reservados a favor de Político.pe. Aviso Legal. Desarrollado por Smart! Grupo Creativo