Connect with us

Opinión

Medicina versus populismo

Publicado

el

Vizcarra siempre engendra enemigos, pero si no pudo comprar respiradores, pruebas moleculares, mascarillas, equipos médicos, camas UCI, instalar plantas de oxígeno, etc., entonces el problema es él y sus ineficientes ministros.



El larguísimo discurso de Vizcarra por los cien días de cuarentena buscó desviar la atención de su pésima gestión atacando duramente a las clínicas locales. Amenazó con expropiarlas. Discurso chavista o populista, juzgue usted. Lo más peligroso de la bravata es que crea un mundo de buenos –los pobres– y de malos –los empresarios–, haciendo prosperar la figura de que se llevan dinero en paila a costa de los enfermos. Vizcarra siempre engendra enemigos. Usó la misma polarización para cerrar el Congreso: ‘comechados’ y corruptos versus un gobierno víctima.

El representante de las clínicas declaró hace días que plantearon una tarifa social de S/4,500 por día de UCI versus S/3,500 propuestos por Minsa. Aunque la sangre no llegó al río, fueron S/1,000 los que provocaron el amago expropiador. Ojo: hay 1,366 pacientes en UCI. Si el Covid-19 está descendiendo como repite el gobierno, para qué más camas UCI. La mayoría se dio cuenta claramente de la maniobra.

Vizcarra no mencionó ni la meseta, ni el martillazo ni la curva que asciende y nos coloca entre los primeros países del mundo con mayor número de contagios. Eludió el gran y principal problema de estos 100 días: su estadística es mentirosa porque mezcla pruebas moleculares (las menos) con rápidas (las más). Sorprende que el Colegio Médico sea tan pasivo frente a este engaño. Más aún cuando una dolorosa realidad nos explota en la cara: los muertos seguirán y los contagiados aumentarán. Los galenos lo saben.

Vizcarra responsabilizó de la mortífera escasez de oxígeno a una norma del gobierno aprista y a dos empresas. Una bajeza porque imputa a un muerto, sabiendo que Alan García no le responderá. La norma la modificó el gobierno de Humala. Por último, ¿Vizcarra no pudo derogarla?

El mandatario mira desde su cómoda butaca lo que ocurre y enjuicia al Estado como si no fuera parte de este. Que señale cuántos hospitales hizo cada gobierno y así saldríamos de la entelequia de Estado que le permite soslayar su pésima gestión. Si no pudo comprar respiradores, pruebas moleculares, mascarillas, equipos médicos, camas UCI, instalar plantas de oxígeno, etc., entonces el problema es él y sus ineficientes ministros.

Aunque resulta risible, anunció con orgullo que para el fin de la cuarentena tendremos 600 respiradores. Grotesco. Tanto como criticar a las autoridades tacneñas por realizar una ceremonia pública cuando él lo hizo el día de la bandera y del terremoto de Huaraz.

Estamos angustiados porque la enfermedad no amaina y el gobierno lo oculta. La economía es un desastre y el mal manejo del Ejecutivo lo agrava. No concreta aún el crédito para las Pymes y Mypes, ni el subsidio al transporte. Hay 14,348 protocolos de bioseguridad y bastan tres: lavado de manos, mascarilla y distancia. A cuidarse. La pandemia continúa. No sea víctima del gobierno.

Seguir leyendo
Click para comentar

Leave a Reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Opinión

El doble rasero en el Perú

Seguir leyendo

Opinión

Sí al voto preferencial

Seguir leyendo

Opinión

RBG y el TC

Seguir leyendo

Tendencias

Contacto: [email protected]

Copyright © 2019 Todos los derechos reservados a favor de Político.pe. Aviso Legal. Desarrollado por Smart! Grupo Creativo