Connect with us

Opinión

Margaret Thatcher, las amas de casa y el BCR

Publicado

el

"Cualquier mujer que entiende los problemas de una casa está muy cerca de entender los de llevar un país".



El presidente del Banco Central de Reserva se ha pronunciado sobre la elección del Congreso de los miembros del directorio que le corresponde en estos términos: “Creo que [a Elmer Cuba] lo pudo nombrar en cualquiera de los gobiernos anteriores. El señor Chlimper ya ha sido director antes y conoce el BCR. [Sobre] el señor Rey, como muchas veces, ha habido directores que no han sido realmente expertos en el tema monetario”.

A contrapelo por lo dicho por Julio Velarde, los estudiantes de las facultades de Economía de algunas universidades públicas y privadas marcharán en contra porque, según ellos, se está poniendo a personas que no cumplen los requistos de idoneidad “profesional” para el efecto. Una suerte de “ofensa” para su futura dignidad como economistas y la del BCR, faltaba más.

El congresista Marco Arana, por ejemplo, ha dicho en tono irónico que si el criterio de elección ya no es la profesionalidad de los miembros del directorio, entonces que las cosas se sinceren y que “cualquiera” pueda acceder al más alto cargo de la institución que vela por la política monetaria del país.

Arana tiene razón y en eso coincide con ¡paradojas de la vida! la exprimera ministra del reino Unido Margaret Thatcher. Sí; la “ultraliberal”, aclaración que hago para los estudiantes superiores que no la conocen —desavisados que son legión, como me consta cuando dicto mis clases universitarias.

Thatcher decía que “cualquier mujer que entiende los problemas de llevar una casa está muy cerca de entender los de llevar un país”. Y por supuesto que tenía y tiene toda la razón del mundo, siendo ella misma la mejor prueba de ello.

¿Alguien ha visto alguna vez a una clásica ama de casa quebrar su hogar? ¿Gastar más de lo que tiene? ¿Endeudarse sin medida? ¿No buscar los mejores precios del mercado? ¿No alzar la voz contra los malos productos y servicios? ¿No regatear? ¿No tener un presupuesto y no ceñirse al mismo? ¿No multiplicarse en cachuelos cuando falta la plata?

En otras palabras, ¿alguien ha visto alguna vez a un ama de casa NO TENER SENTIDO COMÚN en cuestiones de economía doméstica?

Yo no.

Pues bien, esa metáfora es la que deben tener presente los estudiantes de Economía que saldrán a marchar a favor de su profesión en el directorio del BCR: el sentido común de un ama de casa es lo que basta y sobra para estar sentado allí.

Todo lo demás son adornos y pergaminos muy bonitos que en su momento pudieron exhibir los keynesianos que hicieron quebrar la Inglaterra que Thatcher recogió del suelo, o los ortodoxos como Alan Greenspan (expresidente de la FED y responsable de la crisis del 2008, cuyas consecuencias el mundo todavía padece).

Bueno, chicos: ¡que les vaya bien en su marcha preprofesional!

Seguir leyendo
Click para comentar

Leave a Reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Opinión

No todo está perdido

Seguir leyendo

Opinión

Momento decisivo

Seguir leyendo

Opinión

Los intocables

Seguir leyendo

Tendencias

Director: Ricardo Vásquez Kunze.


Contacto: [email protected]

Copyright © 2019 Todos los derechos reservados a favor de Político.pe. Aviso Legal. Desarrollado por Smart! Grupo Creativo