Connect with us

Opinión

Los socios de la corrupción

Publicado

el

Ahora todo el que se reunió diez minutos con Barata es sospechoso, casi culpable. ¿Y los que se reunían de cotidiano con Barata, operaban con él, y compartían costos y ganancias?



¿Nuevo gabinete concertado? Es una figura sensata porque el Ejecutivo carece de la solidez necesaria.

Intentaré una aproximación coloquial. Si se trata de pasar del “¡Cae, cae PPK!” al “¡Queda, queda PPK!”, un gabinete conversado corresponde. Representa un cambio de política. Se acabó el lujo y empieza la sensatez: breguemos juntos para extirpar el mal de la corrupción hasta donde se pueda y logremos transitar el duro camino de purgas que nos aguarda; evitemos que la vacancia o la simple inoperancia del actual gobierno modifiquen cronogramas y relevos que sabe Dios dónde pueden acabar.

Suena lindo. Solo que ya pasó el tiempo en el que las cúpulas podían mediante un conciliábulo encontrar la fórmula para su propia supervivencia. No es un gabinete conversado el que va a fortalecer al Ejecutivo. Al Ejecutivo lo va a fortalecer el hecho de que la población perciba en ese gabinete concertado una nueva ruta que podamos transitar sin depender del humor con que amaneció el presidente.

No sé por qué las últimas entregas de estas pinceladas me hacen sentir en un delirante sueño de Quevedo. Felizmente despierto a mitad de post y contemplo lo mucho que nos falta para llegar a convencer al pueblo.

Y sobran razones para la desconfianza. Ahora todo el que se reunió diez minutos con Barata es sospechoso, casi culpable. ¿Y los que se reunían de cotidiano con Barata y operaban con él? ¿Y las empresas peruanas asociadas a Odebrecht y sus operaciones? El presidente dice en su mensaje que tras la sentencia no podrán llevarse capitales: ¿y las consecuencias de la sentencia afectarán a los socios peruanos de Odebrecht?

Eso debe investigarse aunque no parece ni estar en agenda. Pero felizmente la percepción popular se ha agudizado muy al margen de lo que digan los leguleyos. Cuando una empresa se asocia con otra comparten, en proporción previamente establecida, los costos y las ganancias. La corrupción, entendida en este caso como una estación más en la cadena de operaciones, ¿representa un costo con el que solamente cargaba Odebrecht?

¿O sea que Odebrecht vaciaba su billetera para franquear la puerta pero luego no les pasaba ese costo a sus socios que entraban con él y se beneficiaban por igual?

Ahora circulan fiscales brillantes, procuradores acreditados. Ninguno toca el tema. ¿Eso también depende del humor del presidente?

Seguir leyendo
Click para comentar

Leave a Reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Opinión

Quien a hierro mata…

Seguir leyendo

Opinión

Libertad de opinión bajo ataque

Seguir leyendo

Opinión

La OPS desmiente al Gobierno

Seguir leyendo

Tendencias

Contacto: [email protected]

Copyright © 2019 Todos los derechos reservados a favor de Político.pe. Aviso Legal. Desarrollado por Smart! Grupo Creativo