Connect with us

Opinión

Los niños del silencio

Publicado

el

Qué lástima haber perdido la perspectiva respecto a la gravedad de las cosas.



Lo realmente preocupante del Perú no es que seamos un país de apenas mediano desarrollo, sino que hemos perdido perspectiva respecto a la gravedad de unas cosas y a la frivolidad de otras.

De pronto, aparecen cientos de niños envenenados por un programa gubernamental y el hecho tarda más del doble en convertirse en noticia de lo que hubiera ocurrido con el chisme farandulero del momento.

Nadie pierde el empleo aquí porque un corredor vial no funcione ni porque se envenenen cientos de niños; tampoco porque un empleado público sea mediocre. Parece que todo eso va incluido en la Marca Perú.

Entre tanto, la frivolidad de la pareja presidencial hace que, en el país imaginario que se han construido, los programas sociales sean exitosos. Empezando por el más emblemático de todos: Qali Warma.

Así, resulta inimputable desactivar un programa asistencial que funcionaba, para reemplazarlo por una cabal arma mortal solo por el capricho oficialista de dejar un legado en el campo social.

Los niños de Lambayeque serán olvidados como los de Cuzco, como lo fueron cientos de otras víctimas de esa mortal arma que es Qaliwarma. Ellos no alzarán sus voces ni nadie por ellos. Y todo seguirá igual.

Definitivamente, hay días en que el Perú duele más que otros.

Seguir leyendo
Click para comentar

Leave a Reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Opinión

Retrato de un gobierno dictatorial

Seguir leyendo

Opinión

ONU: homenaje al genocidio

Seguir leyendo

Opinión

Irracionalidad

Seguir leyendo

Tendencias

Director: Ricardo Vásquez Kunze.


Contacto: [email protected]

Copyright © 2019 Todos los derechos reservados a favor de Político.pe. Aviso Legal. Desarrollado por Smart! Grupo Creativo