Connect with us

Opinión

Los medios y los miedos

Publicado

el

La pelea entre actores políticos y prensa no beneficia a ninguno, pues ambos se deslegitiman en el camino.



No es nueva la guerra entre gobernantes y medios de comunicación. Se viene dando en varios países del continente, siempre con resultados negativos. Pelear entre actores políticos y medios no beneficia a nadie, menos a la sociedad pues ambos mediadores se deslegitiman en el camino.

La opción es el equilibrio. Que los medios cumplan su función de informar críticamente y que los gobernantes lo acepten sin presiones publicitarias ni oficiales. Que los medios se autorregulen para no caer en la difamación ni en la liquidación de personajes. Que los gobiernos no usen sus recursos para alinearlos ni controlarlos. La llamada colonización mediática de la política no es para nada recomendable pero será siempre la tolerancia democrática y la racionalidad la que permitirá llevar la fiesta en paz sin lesionar el derecho a la información.

Ollanta Humala se ha abierto demasiados frentes y desde España abrió el de los medios: uno más, pero muy importante. Porque una cosa es la saludable distancia entre gobierno y prensa y otra, el antagonismo o la confrontación destemplada.

Los medios privados seguirán denunciando e investigando los oscuros manejos nacionalistas de los dineros de Venezuela, mientras los medios gubernamentales continuarán alineándose con las temperamentales indicaciones del gobernante para poner todo en la defensa e imagen de Nadine Heredia. Es Ollanta quien desestabiliza su gobierno con sus malas decisiones, su temperamento duro e infranqueable y la anuencia para que su esposa cogobierne, para que usurpe y provoque crisis políticas que han mellado la estabilidad que resulta indispensable si se desea progreso económico y confianza.

Una vez más, Humala tuvo que haberse mostrado ponderado durante una visita de Estado y, una vez más, no lo logró. Le ganaron su temperamento y sus temores. Sin perspectiva ni altura, ha sido el marido ofendido por las denuncias y ataques contra su mujer quien se ha impuesto, desapareciendo al estadista. Lamentable.

Seguir leyendo
Click para comentar

Leave a Reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Opinión

Luto morado

Seguir leyendo

Opinión

Coyuntura electoral: Ejecutivo en modo indignación

Seguir leyendo

Opinión

“¿Estás seguro de que lo puedes hacer o pongo a otro?”

Seguir leyendo

Tendencias

Director: Ricardo Vásquez Kunze.


Contacto: [email protected]

Copyright © 2019 Todos los derechos reservados a favor de Político.pe. Aviso Legal. Desarrollado por Smart! Grupo Creativo