Connect with us

Opinión

Lo esencial es invisible a los ojos (de los legisladores)

Publicado

el

Incrementar el número de congresistas es un despropósito por donde se mire.



Hay proyectos de ley que son despropósitos populistas y como ejemplos tenemos a varios del congresista Lescano. Otros claramente defienden intereses particulares como aquel de imponer restricciones a la importación de lácteos—, pero aquel que busca incrementar en cinco el número de congresistas para la representación de los peruanos en el extranjero escapa a todo calificativo.

De primera impresión, el número propuesto se obtiene de una regla de tres simple y podría percibirse como razonable. Sin embargo, “la representatividad”, el elemento esencial y la columna vertebral de la democracia directa, es humo, invisible, no existe… Y yo reto al más pintado a que me pruebe lo contrario.

¿Algunas ideas de cómo lograr esta codiciada representatividad de 900 mil peruanos desperdigados por el mundo en las condiciones más disímiles? ¡Ensayemos!

Una opción es identificar los cinco países donde hay más migración peruana (USA, España, Argentina, Italia y Chile) y buscar a los candidatos para las nuevas curules en esos países bajo un régimen especial: que puedan asistir a las sesiones vía teleconferencia y tengan la obligación de una reunión presencial al mes.

También podríamos tomar como referencia los departamentos que han exportado más peruanos en los últimos años: 50% de Lima; 10% de La Libertad; 5% de Ancash y 4% de Junín y Arequipa. ¿Qué criterio usamos en este escenario? ¿Le damos dos congresistas más a Lima y los tres restantes, a los otros departamentos mencionados? ¿Qué pasaría con Lambayeque que tiene el 3%? ¿Se consolaría con tener al vecino (La Libertad) representado? No, en este juego democrático no hay premio consuelo.

Afortunadamente, el número de emigrantes es casi parejo: 51% mujeres, 49% hombres pero el número propuesto es impar. ¿Y si se incrementa a seis; o para la próxima legislatura se da oportunidad a tres mujeres y dos hombres;  a la inversa en el siguiente periodo; y así sucesivamente? Por lo menos logramos representatividad vía género, gran avance democrático…

Como vemos, el espacio es corto para todas las sugerencias en aras de definir la representatividad y por ello resultan tan absurdas como el proyecto mismo. Hay suficientes fundamentos para calificarlo válidamente de una tomadura de pelo. 

Me pregunto si es necesaria esta modificación. ¿Hay un clamor de los peruanos en el extranjero para tener representantes directos en el Congreso?  O quizás, simplemente, el clima veraniego exacerba la creatividad de nuestros legisladores… ¡Eso es!

Seguir leyendo
Click para comentar

Leave a Reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Opinión

Es una huelga por los derechos humanos

Seguir leyendo

Opinión

Cold case

Seguir leyendo

Opinión

Policía bueno y policía malo

Seguir leyendo

Tendencias

Director: Ricardo Vásquez Kunze.


Contacto: [email protected]

Copyright © 2019 Todos los derechos reservados a favor de Político.pe. Aviso Legal. Desarrollado por Smart! Grupo Creativo