Connect with us

Opinión

Lo del indulto recién empieza

Publicado

el

En un contexto humanitario, a PPK le bastaría con señalar que lo que declaró sobre no firmarlo eran "simples decires", como cuando azuzó a La Oroya y luego reculó.



Sobre el tema del indulto al expresidente Alberto Fujimori se sabe dónde empieza pero no dónde terminará. Va quedando claro que la iniciativa fue impulsada desde el humalismo y contemplaba la inclusión de Antauro en el paquete. El rechazo a semejante trueque ha obligado a Humala a recular de un intercambio trasnochado, pero el tema del indulto ha quedado firmemente establecido en la agenda.

Más todavía: la solicitud presentada por la persona de Alberto Fujimori (no por su familia ni por su partido) ha sido admitida formalmente a trámite en tiempo récord.

Con la misma acelerada formalidad, nuestro virtual presidente Pedro Pablo ha dicho que él no firmará el indulto a Fujimori. Lo curioso es que la fórmula que él propone, una ley con nombre propio, resulta inconstitucional y en el fondo tan inaceptable como el trueque que pretendía festinar el cónyuge de Nadine. Nadie se lo dice ante cámaras, pero PPK debería  saber distinguir mejor que nadie lo que viola la Constitución o estamos fritos.

En verdad las expresiones del virtual presidente del Perú, siendo contundentes y opuestas al indulto, han aludido en todo momento al indulto político. Incluso, cuando ante la marcha a favor de la libertad del Alberto Fujimori sacó pecho por su 0.018 % de ventaja electoral, Pedro Pablo dio a entender que él había ganado las elecciones políticas, cosa que es cierta, y que no había razones políticas para indultar a Fujimori, algo que también calza con la realidad.

Otra cosa muy distinta es un indulto humanitario y en el ámbito crucial de la formalidad si antes era preciso acreditar una enfermedad terminal, ahora la normativa contempla el indulto humanitario en el caso de una enfermedad crónica. No soy médico y respeto todas las dolencias pero en términos de enfermedades crónicas el expresidente Fujimori —permítanme hablar como canillita antiguo— no solamente tiene “La Crónica” si no que está viviendo la “Última Hora” y quizás le corresponda todavía vivir una “Página Libre”.

De momento solo hay una certidumbre: Alberto Fujimori ya es indultable o la solicitud no hubiera sido formalmente admitida a trámite. Ahora viene la evaluación médica que tomará su par de meses y luego la evaluación política del sentir humanitario que tomará también su par de encuestas.

Nadie puede cantar el futuro pero no descarto que cualquier día antes de Navidad el nuevo presidente calibrará la importancia de voltear la página y sintonizar con el 60% de los peruanos. Y dirá que lo que declaró sobre no dar el indulto son simples decires, como cuando azuzó la Oroya. ¡Y todos a callar, so demócratas!

Seguir leyendo
Click para comentar

Leave a Reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Opinión

La OPS desmiente al Gobierno

Seguir leyendo

Opinión

El estate quieto funcionó

Seguir leyendo

Opinión

Sin escrúpulos

Seguir leyendo

Tendencias

Contacto: [email protected]

Copyright © 2019 Todos los derechos reservados a favor de Político.pe. Aviso Legal. Desarrollado por Smart! Grupo Creativo