Connect with us

Opinión

Leviatán desencadenado

Publicado

el

Ha sido una cachetada para quienes subestimaron al autor del 'andahuaylazo'.



Finalizadas las elecciones y con los resultados ya definidos, no tengo duda de que se vienen tiempos muy complicados para nuestro país. Veo difícil que los dirigentes de Acción Popular con el 10% obtenido se sientan los grandes ganadores de esta contienda electoral.

Un Parlamento compuesto por diez agrupaciones políticas disímiles –en algunos casos sin la más mínima experiencia en gestión pública–, y cuya duración será efímera, difícilmente tendrá tiempo suficiente para legislar ni mucho menos fiscalizar las acciones de este gobierno. Esa era, precisamente, la garantía que necesitaba Vizcarra para tener la cancha libre y continuar, sin mayores objeciones, con sus Decretos de Urgencia en lo que dure su mandato.

El domingo pasado ha servido también para ratificar que los cadáveres políticos no existen: prueba de ello ha sido el sorprendente resultado obtenido por el Frente Popular Agrícola FIA del Perú (FREPAP), que luego de haber desaparecido de la escena política por dos décadas, hoy con sus 16 congresistas electos esta situándose en una posición expectante para las elecciones presidenciales del próximo año.

Por otro lado, el resultado de estas elecciones debe servir de ejemplo para que quienes no han pasado la valla electoral –partidos con tanta historia a sus espaldas como el APRA y el PPC– entiendan que la renovación se predica con el ejemplo y no con discursos vacíos. Reorganización y elecciones transparentes para escoger a sus dirigentes son la única alternativa para levantarse del descalabro en el que se encuentran.

El panorama nacional se vuelve aún más complejo con los 17 congresistas electos por Unión Por el Perú (UPP), el partido fachada de Antauro Humala que ha sabido capitalizar el descontento nacional. Ahora tendremos a una agrupación  xenófoba, homofóbica y violentista activando desde el Congreso. Ha sido una cachetada para quienes subestimaron al autor del ‘andahuaylazo’ que costó la vida de cuatro policías.

Desde la prisión, Antauro Humala se empieza a perfilar como el caudillo antisistema –concepto que tanto gusta a los anarquistas–  con posibilidad de tentar a la presidencia del país en base a un discurso facilista y azuzador del odio. Ya estamos notificados: se nos viene un leviatán desencadenado.

Seguir leyendo
Click para comentar

Leave a Reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Opinión

El doble rasero en el Perú

Seguir leyendo

Opinión

Sí al voto preferencial

Seguir leyendo

Opinión

RBG y el TC

Seguir leyendo

Tendencias

Contacto: [email protected]

Copyright © 2019 Todos los derechos reservados a favor de Político.pe. Aviso Legal. Desarrollado por Smart! Grupo Creativo