Connect with us

Opinión

Las democracias frente a la siniestra dictadura

Publicado

el

Es incomprensible que sigan manteniendo relaciones diplomáticas con Venezuela.



Nunca entenderé por qué las democracias latinoamericanas y europeas mantienen relaciones diplomáticas con un gobierno de ladrones, asesinos y torturadores. Hacerlo legitima a esos delincuentes. La diplomacia no es debilidad, sino defensa de valores y principios. Firmeza en las convicciones y en adoptar decisiones drásticas cuando algún gobierno violenta o socava los cimientos del sistema democrático. Lo que ocurre en Venezuela se debe en gran medida a que las cancillerías no levantaron su voz de protesta desde el mismo día que Maduro fue electo fraudulentamente.

Unos callaron por temor que los acusen de injerencistas y los aplasten con insultos; otros los blindaron diplomáticamente —Lula en Brasil y los Kirchner en Argentina— porque estaban unidos en la corrupción; los menos por afinidad ideología izquierdista que ni ellos mismos entienden —Ecuador, Bolivia, Nicaragua—; varios países caribeños porque recibían petróleo barato y canjearon principios por dinero; y los Estados Unidos por precaución. Estos últimos podrían haber ajustado las clavijas al régimen venezolano no comprando su petróleo (el chavismo usa esos ingresos en adquirir más bombas lacrimógenas y tanquetas que le sirven para reprimir al pueblo).

Cuando la diplomacia se ponga de pie y rompa relaciones con una tiranía abyecta, los separe de organismos multinacionales y suspenda las líneas de crédito, el gobierno de Maduro se desplomará. Y luego de que ello suceda hay que llevar a los responsables del genocidio a la Corte Penal Internacional porque políticos, militares y policías al servicio del chavismo han cometido crímenes de lesa humanidad, delito previsto y penado en el artículo 7 de los Estatutos de esa Corte.

Muy bien el Gobierno y el Congreso del Perú que han pedido elecciones, libertad de los presos políticos, respeto a la soberanía de la Asamblea Constituyente, además de retirar nuestro embajador en Caracas. Qué diferencia con el régimen de Humala, que miró de costado y con la cabeza gacha a una dictadura siniestra. Mientras tanto, hemos observados impotentes cómo en estos cien días de resistencia la policia de Maduro ha matado a 92 personas, herido a 1489 y apresado a 400 más, en un país sumido en la miseria, el desempleo y la tristeza.

Seguir leyendo
Click para comentar

Leave a Reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Opinión

¿Nueva convivencia?

Seguir leyendo

Opinión

Todos los hombres del GEIN

Seguir leyendo

Opinión

El huevo podrido

Seguir leyendo

Tendencias

Director: Ricardo Vásquez Kunze.


Contacto: [email protected]

Copyright © 2019 Todos los derechos reservados a favor de Político.pe. Aviso Legal. Desarrollado por Smart! Grupo Creativo