Connect with us

Opinión

Lampazo

Publicado

el

Lo sorpresivo fue que quienes precisamente propusieron al doctor Ortiz de Zevallos para tribuno del TC, es decir, el partido ACCIÓN POPULAR, terminaran votando en contra.



Qué poca cosa resultó ser Acción Popular. Cuando en el pleno se acordó reconsiderar la votación del pasado 30 de septiembre que eligió al doctor Gonzalo Ortiz de Zevallos como miembro del Tribunal Constitucional, hecho que propició la disolución del Congreso, la tribuna Martha Chávez propuso una cuestión previa. En simple, que el Oficial Mayor diera cuenta al presidente del Congreso –y este a la representación nacional– de la cronología de los hechos para que, por medio de la transparencia, el país pudiera saber si la cuestión de confianza hecha por el primer ministro se arreglaba al reglamento del Congreso y a la Constitución.

Algo tan simple como eso tuvo una tenaz reacción de todas las bancadas a las que Martha Chávez tuvo que enfrentar como una leona para defender su posición de principios y para hacer escuchar su voz, que pretendió ser acallada en zoom. Finalmente, y luego de no dar su brazo a torcer, Martha Chávez obligó a que el presidente Merino, de Acción Popular, pusiera al voto la cuestión previa de la legisladora. No fue ninguna sorpresa que las bancadas odiadoras del fujimorismo votasen para que nunca se supiera la verdad que llevó al golpe de Estado del 30 de septiembre del 2019 y a la disolución del Parlamento. Después de todo, el actual régimen descansa sobre el mito construido por los caviares y sus medios de comunicación de ese día aciago para la democracia en el Perú.

Lo sorpresivo fue que precisamente quienes propusieron al doctor Ortiz de Zevallos para tribuno del TC –es decir, el partido Acción Popular– terminaran votando en contra de la cuestión previa “en aras de la transparencia” que, precisamente, buscaba la cuestión previa.  Luego, al momento de la reconsideración de la votación de Ortiz de Zevallos, votaron a favor: esto es, a favor de darle un puntapié a la elección de su candidato y avalar con sus votos el golpe de Estado.

¿Dónde están los principios? Por algo, muchos de sus correligionarios actualmente murmuran al interior del mismo partido que el único mito de Acción Popular es el construido por dos presidentes que no hicieron otra cosa que dejar a comunistas (Velasco, un dictador) y caviares (Toledo, un ladrón) como sucesores de sus desatinos. Como corchos flotando, sin ideales claros a no ser los del populismo carismático, lo más probable es que este grupo político renacido de sus cenizas volverá al ostracismo en 2021, pues: ¿quién pacta con quien demuestra no cumplir sus pactos?

Seguir leyendo
Click para comentar

Leave a Reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Opinión

El doble rasero en el Perú

Seguir leyendo

Opinión

Sí al voto preferencial

Seguir leyendo

Opinión

RBG y el TC

Seguir leyendo

Tendencias

Contacto: [email protected]litico.pe

Copyright © 2019 Todos los derechos reservados a favor de Político.pe. Aviso Legal. Desarrollado por Smart! Grupo Creativo