Connect with us

Opinión

La sentencia

Publicado

el

Corte IDH: "Lo han condenado a 30 años pero no se preocupe, no pagará indemnización alguna"



En el sistema americano de protección a los derechos humanos, un caso se pierde primero en la Comisión Americana. Luego de una condena en esa instancia, donde se puede presentar todo tipo de pruebas, es casi seguro que se perderá en la Corte Interamericana.

Para el último caso sobre Perú, la Corte ha emitido una condena al Estado Peruano por delitos tan graves como la violación al derecho a la vida en el caso particular del terrorista Tito. Inexplicablemente, el gobierno ha sostenido que es un triunfo del Estado y que se ha protegido a los comandos. Tal afirmación no es cierta.

Porque la Corte ha señalado expresamente que se debe investigar en sede no militar dicho caso y no excluye a ninguna persona de dicha investigación. Tampoco dice que solo irán como testigos; es más, en el parágrafo 360 la sentencia dice claramente que no se podrá aplicar la cosa juzgada a la nueva investigación fiscal y judicial. Eso quiere decir que el Ministerio Público puede acusar a quien considere pertinente sin tomar en consideración las cosas juzgadas en el Fuero Privativo Militar. 

Lo que la Corte sí ha hecho es cambiar su jurisprudencia, donde siempre señaló reparaciones ante violaciones. En este caso —con la oposición de algunos de sus miembros— ha sostenido que la reparación es la sentencia misma. 

Estar contento por ello es como agradecer al abogado defensor que nos diga: “no se preocupe solo lo han condenado a 30 años, pero no pagará indemnización alguna”. El tema de las reparaciones esta saldado. Lo raro es que esto ya estaba decidido el 17 de abril y las expresiones de que el Estado Peruano “no pagaría”, de parte del presidente, son de junio de este año. ¿Conocía Ollanta Humala el contenido de la sentencia? Quién sabe.

Lo peligroso de este caso es que se pretenda usarlo políticamente, que el gobierno quiera mostrarlo como una victoria que no tiene y que pase a señalar la mala defensa del Estado en años anteriores.Esperemos que haya una investigación seria y que la defensa del Estado Peruano en el futuro no pierda y, más aún, no pretenda convertir derrotas (graves) en victorias pírricas. La defensa del Estado en la cuestión de derechos humanos nunca ha sido muy buena. Debemos tener, al igual que ocurrió en La Haya, una política de Estado y no “de gobiernos”. Quizás sea mejor que el manejo de estos casos regrese a la Cancillería, el sector profesional y con experiencia para defender los intereses del Perú en el extranjero. 

Seguir leyendo
Click para comentar

Leave a Reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Opinión

Es una huelga por los derechos humanos

Seguir leyendo

Opinión

Cold case

Seguir leyendo

Opinión

Policía bueno y policía malo

Seguir leyendo

Tendencias

Director: Ricardo Vásquez Kunze.


Contacto: [email protected]

Copyright © 2019 Todos los derechos reservados a favor de Político.pe. Aviso Legal. Desarrollado por Smart! Grupo Creativo