Connect with us

Opinión

La policía de las costumbres

Publicado

el

El gobernador de Puerto Rico sin duda es un hipócrita, pero tiene todo el derecho del mundo a opinar en privado de los homosexuales, de los gordos, de las mujeres y de sus rivales políticos como le venga en gana.



Renunció el gobernador de Puerto Rico, un estado no asociado de Estados Unidos, léase colonia. Su caída es digna de un sainete de histeria y sensiblería colectiva, si no fuera porque implica algo mucho más profundo que eso.

Ricardo Roselló, que así se llama el ahora exgobernador, mantuvo una serie de conversaciones privadas con sus más cercanos colaboradores. Esos chats fueron hackeados o filtrados a la prensa y de ahí estalló una crisis de opinión pública que, liderada por celebridades de la farándula y del reggaeton, sellaron su suerte.

El gobernador primero cometió el típico error de los cobardes que no actúan en público de acuerdo con lo que dicen en privado: pidió disculpas. De nada le sirvió. Protestas masivas con Ricky Martin y Residente a la cabeza lo pusieron en la picota por “homofóbico”, “misógino” “cruel” “insensible” y hasta por intento de conspiración para asesinar a rivales políticos (!).

¿Pero qué dijo el gobernador en los ya célebres chats que marcan un antes y un después de un mundo cada vez más estúpido? Nada más ni nada menos que lo que una patota de hombres con mal gusto diría en un camarín de fútbol o en una cantina de piso con aserrín. Llamaron hija de puta a una rival política…¡oh, cuánta indignación! Yo recuerdo a Hernando de Soto soltar lo mismo contra Mario Vargas Llosa en un programa de televisión y ser aplaudido por las encuestas. También recuerdo a la madre del líder de la Cámara de Representantes o del Senado de Estados Unidos llamar “bitch” a Hillary Clinton, cuando la señora se metía en el gobierno de su esposo sin que a nadie se le moviera un pelo. Y ni qué decir cuando entre mujeres americanas se dicen “perras” las unas a las otras en cuanta película transmiten como obras de arte por la tele, el cine o Netflix.

El gobernador también dijo en privado que Ricky Martin era el más machista y patriarcal de todos porque se follaba hombres mientras que despreciaba a las mujeres, a las que tenía en menos. Algo bastante parecido le escuché una vez en una entrevista a cierto actor peruano cuando daba cuenta de cómo había construido el perfil del personaje de homosexual activo en la versión cinematográfica de una novela de Jaime Bayly. Y creo que hasta hoy nadie ha tildado de homófobo ni misógino al actor.

El gobernador también fue cruel porque se burló en privado de los gordos cuando… que tire la primera piedra el que no se haya reído con Al Bondy poniendo cara de asco cuando le calzaba una chuza a una obesa. También fue insensible en privado porque hizo un chiste de mal gusto sobre los cadáveres de la morgue y los cuervos políticos, algo que todo el mundo hace no solo de los políticos sino de los periodistas. Y, finalmente, el “crimen” más grave fue haberle deseado la muerte a una rival como cuando uno metafóricamente se desea la muerte a sí mismo ante la estupidez ajena con un “trágame, tierra”.

El gobernador sin duda es un hipócrita, pero tiene todo el derecho del mundo a opinar en privado de los homosexuales, de los gordos, de las mujeres y de sus rivales políticos como le venga en gana. En una sociedad civilizada y libre no existe el delito de opinión. El día que exista alguna “policía de las costumbres”, a cargo de Ricky Martin, Residente y Cía, que juzgue qué opinamos en privado de ellos, del gobierno o del Estado para declararnos buenos o malos muchachos… ese día será el fin de la cultura de la libertad.

Imagen tomada de ADN40

Seguir leyendo
Click para comentar

Leave a Reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Opinión

Hace rato que el fusible se fundió

Seguir leyendo

Opinión

La historieta del golpe de Estado

Seguir leyendo

Opinión

Es una huelga por los derechos humanos

Seguir leyendo

Tendencias

Director: Ricardo Vásquez Kunze.


Contacto: [email protected]

Copyright © 2019 Todos los derechos reservados a favor de Político.pe. Aviso Legal. Desarrollado por Smart! Grupo Creativo