Connect with us

Opinión

La pelona en acción

Publicado

el

Coronavirus: la naturaleza pasará la factura y esta será muy alta, de paje a rey.



Se acaba de morir el asesor principal del líder máximo y ayatollah de Irán. Falleció de coronavirus. Eso quiere decir que lo que no logró Israel con el Mossad lo ha logrado esta mortal enfermedad que viene expandiéndose por el mundo desde China, específicamente desde Wuhan a partir de diciembre del año pasado. De ahí en adelante, y pese a las draconianas medidas de aislamiento del régimen chino que ha puesto en cuarentena ciudades enteras, Asia, el Medio Oriente y Europa son las primeras regiones donde el coronavirus ha empezado a causar víctimas, cientos de contagios y pánico general.

La OMS actuó tarde y en un primer momento afirmó que no había peligro de pandemia, pero los hechos han dejado en ridículo a esa organización. No hay cura conocida para el mortal coronavirus, aunque una plétora de medicastros muestren estadísticas de que las incidencias mortales no son tan graves.

El virus no ha llegado al Perú pero sí a Brasil y Ecuador, dos vecinos nuestros. Estados Unidos ya cuenta seis víctimas. Las comunicaciones se encargarán de llevarlo a los cinco continentes tarde o temprano. En 1919, inmediatamente terminada la primera guerra mundial, una epidemia similar de gripe española mató a 20 millones de personas sin distinguir posición económica y social. Más atrás, cuando los conquistadores castellanos llegaron a América, exterminaron con la viruela a casi toda la población nativa carente de defensas inmunológicas.

En un mundo cada vez más estúpido donde la salud se mide por no comer carne, ni huevos, ni lácteos –plagado de dietas de lechugas y rábanos veganos–, ya podemos imaginar la suerte que correrán esos pobres infelices e ignorantes. Tampoco tendrán muchas posibilidades la gente necesitada, anémica por culpa del Estado, como en el Perú (aquí este mal ha crecido en el gobierno de Vizcarra). Y sin la infraestructura hospitalaria mínima para hacer frente a esta pandemia que de todas maneras va a llegar.

Aunque es un asunto de discusión científica, la naturaleza se autorregula de muchas formas (la evolución por ejemplo), entre ellas, las enfermedades.  Y de alguna forma esto tiene que ver con las normas de conducta sociales relacionadas con la moral. Si por una convicción moral un sector de la población se niega a vacunarse, o a que fumiguen sus casas, otro se alimenta solo de vegetales y un tercero convive como si nada con animales salvajes o los convierte en objeto de sibaritismo culinario, como a los sesos de mono, al murciélago en la sopa y otras “exquisiteces”, pues llegará el momento en que la naturaleza pasará la factura de paje a rey (que Dios proteja a los indefensos e inocentes).

Imagen: TN.com

Seguir leyendo
Click para comentar

Leave a Reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Opinión

Nos vamos a morir de hambre

Seguir leyendo

Opinión

El COVID-19 transparenta el genoma del gobierno

Seguir leyendo

Opinión

“Tarde o temprano todos nos vamos a infectar”

Seguir leyendo

Tendencias

Director: Ricardo Vásquez Kunze.


Contacto: [email protected]

Copyright © 2019 Todos los derechos reservados a favor de Político.pe. Aviso Legal. Desarrollado por Smart! Grupo Creativo