Connect with us

Opinión

La peligrosa no reelección

Publicado

el

¿Queremos improvisados e impresentables en el Parlamento en el 2021? Pues démosle el gusto al presidente y aprobemos en el referendo la no reelección de legisladores.



El presunto delito (no habría que adornar el ilícito con eufemismos) cometido por el congresista Moisés Mamani en contra de una aeromoza nos deja una lección que ya tendríamos que tenerla aprendida: aprobar la no reelección es sumamente peligroso. ¿Por qué? Pues bien, si el presidente Martín Vizcarra se sale con la suya, como todo hace suponer, y en el referendo de diciembre se da luz verde a esta medida populachera los siguientes Parlamentos –a partir del 2021– estarán compuestos por más sujetos improvisados e impresentables.

Miremos el contexto con dos dedos de frente: lo único que le importa a Vizcarra es que ESTE Congreso de mayoría fujimorista no vuelva a ser elegido y, para tal fin, no ha tenido reparos en desechar la bicameralidad excusándose en que se “desnaturalizó” su propuesta (pese a que en un primer momento saludó la aprobación, tras harto debate y consenso multipartidario). Pasa que el bicameralismo permitía que los actuales parlamentarios postulen al Senado y eso, por supuesto, el exgobernador moqueguano no lo iba a permitir.

Conversando con la legisladora oficialista Janet Sánchez, presidenta de la Comisión de Ética, admitió que son los nuevos parlamentarios los que cometen las faltas. Así, podemos nombrar, por ejemplo, a las suspendidas Maritza García y Yesenia Ponce, y a la frenteamplista María Elena Foronda (¡quien tuvo el cuajo de meter de contrabando a una terrorista en el Congreso!). A consideración de Sánchez, a Mamani le correspondería ser suspendido por ciento veinte días luego de cumplirse con el debido proceso de escuchar sus descargos. En paralelo, la Fiscalía debe apresurar con su investigación para desaforar a un “padre de la patria” que ya antes había sido acusado de acosar a una trabajadora.

No se puede negar que los congresistas experimentados le dan el peso necesario al Parlamento para ejercer control político sobre el Ejecutivo sin temor a perder sus chambas (basta con mirar a Mulder o Vitocho para comprobarlo). Tampoco podemos ser mezquinos y decir que todos los nuevos legisladores son malos, pero lo cierto también es que su etapa de adaptación tarda al menos una legislatura y, durante ese periodo de tiempo, el 20% de reelegidos sostiene al primer poder del Estado.

He leído en las redes sociales que la culpa de que Moisés Mamani sea parte de este Congreso es de Keiko Fujimori y estoy de acuerdo en parte: Fuerza Popular no filtró adecuadamente a sus candidatos congresales (el mismo naranja Luis Galarreta ha lamentado que eso ocurriese). No obstante, es el “electarado” (me robo el término de Aldo) el que elige a quien quiere que lo represente. Entonces, si ya sabemos que en el país se vota muy mal, ¿por qué correr el riesgo de tener 130 malos representantes?

Otrosí. Suscribo a cabalidad el tuitazo de la colega Verónica Linares: “Por si acaso si el congresista Mamani es desaforado, los videos que grabó y produjeron la renuncia de PPK no se autoeliminan. Así no es la nuez”.

Seguir leyendo
Click para comentar

Leave a Reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Opinión

¡Presidente, no juegue más!

Seguir leyendo

Opinión

¿Y por qué no hablamos del “adelanto” de la “repartija” de “mermelada”?

Seguir leyendo

Opinión

#LoMásLeído: La víspera de Keiko

Seguir leyendo

Tendencias

Director: Ricardo Vásquez Kunze.


Contacto: [email protected]

Copyright © 2019 Todos los derechos reservados a favor de Político.pe. Aviso Legal. Desarrollado por Smart! Grupo Creativo