Connect with us

Opinión

La paz difícil

Publicado

el

Los colombianos han puesto en práctica su propia fórmula y tienen todo el derecho.



Más de cincuenta y dos años de guerra: un enfrentamiento que se inició con una ruptura militar entre liberales y conservadores devino en el conflicto armado entre las FARC y Colombia. Más de doscientos mil muertos, miles de desaparecidos, heridos y secuestrados; familias destruidas por varias generaciones. Y la pregunta que se hacían todos los colombianos era: ¿Cómo acabar este drama? Se ensayaron acuerdos, estrategias militares, cooperación internacional (el Plan Colombia)… pero todo fracasó.

Hoy Colombia firma un acuerdo porque no tiene otra opción. ¿Cómo entregar a sus hijos un país ensangrentado, violento y lleno de resentimiento? No es posible. No es lo que merecen los futuros colombianos que nunca participaron de este horror. Por eso firman la paz.

Escucho criticar este acuerdo a algunos analistas que respeto y creo que olvidan una regla: en política no existen dos experiencias idénticas. No podemos igualar nuestro combate con el terrorismo con el colombiano; acá derrotamos a Sendero y al MRTA en casi diez años años. Nuestras Fuerzas Armadas llegaron a entender al terrorismo y lo vencieron.

Allá llevan diez lustros y aún no lo logran. Aceptemos entonces que las respuestas no pueden ser las mismas. No es que nuestros soldados sean mejores que los de ellos; es que las situaciones son distintas. Los colombianos no pueden más.

Me tranquiliza que los americanos, enemigos acérrimos de las FARC y de los narcos, estén de acuerdo con la paz propuesta por el presidente Santos. Ellos han conocido directamente la confrontación y saben más que nadie que hoy no hay otra opción. Privilegiar la verdad catártica sobre la sanción es consecuencia de una correlación militar de fuerzas; no es una opción moral o legal.

Así de prácticas son las cosas en la guerra; lo bueno es que los que los mismos colombianos decidirán. Respeto mucho al presidente Santos y a todos los políticos colombianos. Será la consulta al pueblo la que defina si este es el camino de la paz.

Creo que el Perú desea lo lo mejor para los colombianos. Sabemos ampliamente de los estragos sociales y personales de la violencia. Aunque su fórmula sea distinta a la peruana, es la suya y la paz tiene tanta importancia que tienen derecho su propio y original camino.

Seguir leyendo
Click para comentar

Leave a Reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Opinión

Que Kenji siga vendiendo plátanos

Seguir leyendo

Opinión

El Tribunal tiene la palabra

Seguir leyendo

Opinión

Bitácora de septiembre: la caballería

Seguir leyendo

Tendencias

Director: Ricardo Vásquez Kunze.


Contacto: [email protected]

Copyright © 2019 Todos los derechos reservados a favor de Político.pe. Aviso Legal. Desarrollado por Smart! Grupo Creativo