Connect with us

Opinión

¿La paz colombiana es buena para el Perú?

Publicado

el

Ojalá que los que huyen del acuerdo de paz no ocupen el VRAEM.



El proceso de paz en Colombia se origina, entre otras razones, por una situación de empate estratégico: ni las Fuerzas Armadas de Colombia podían acabar con las FARC ni estas tomar el poder.

Era una guerra perdida por ambas partes. Y era evidente que acabaría en paz.

Hace unos años, cuando este proceso se inició, reflexionaba con un amigo americano especialista en estos temas. Le sugerí mi hipótesis: cuando los narcos colombianos pierdan a sus guardaespaldas (las FARC), tendrán que irse a otros países. ¿A cuáles? Pues lo lógico es que vayan donde los productores y donde no hay seguridad ciudadana: Perú y Bolivia.

La paz colombiana es bienvenida por todos; muy bien hicieron Santos y Timochenko. Pero ahora hay que repensar en los efectos que tendrá en nuestro país: acá los últimos cinco años han demostrado una absoluta inoperancia para acabar con el terrorismo en el VRAEM.

Los expertos internacionales y nacionales dicen que la columna de senderistas es de un máximo de cincuenta hombres armados (claro aparte de su apoyo, básicamente familiar). Ellos no han podido ser derrotados por completo por un destacamento militar de alrededor de cinco mil hombres con apoyo aéreo y fluvial.

Gran parte de la responsabilidad política es de los ministros de defensa y del propio presidente Humala. Un ejemplo es su manejo del Ejército, en el que su promoción tiene más generales que la de Montesinos y que de ese modo revela el compadrazgo existente (en lugar de alentar la excelencia de nuestros buenos oficiales de las Fuerzas Armadas; que los hay, y brillantes).

El próximo ministro de Defensa debe hacer una evaluación integral de las razones por las cuales, a pesar de todo el esfuerzo económico y bélico, no podemos acabar aún con sendero. Y, la verdad, no tenemos control estatal sobre el VRAEM: el tema del narcotráfico en la zona hace más complejo el problema.

Como en Colombia, deberíamos obtener un acuerdo estratégico y táctico con los Estados Unidos. Ojalá que los que huyen de la paz colombiana no aprovechen nuestro descalabro y ocupen esa zona de nuestra selva. Experiencia les sobra.

La amenaza de un narcoestado podría en realidad no estar tan lejos, pero no por responsabilidad de algún candidato, sino del presidente Humala y de su pésima gestión gubernamental.

Seguir leyendo
Click para comentar

Leave a Reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Opinión

Nido de serpientes

Seguir leyendo

Opinión

Elecciones risibles

Seguir leyendo

Opinión

#LoMásLeído: Mensaje mafioso

Seguir leyendo

Tendencias

Director: Ricardo Vásquez Kunze.


Contacto: [email protected]

Copyright © 2019 Todos los derechos reservados a favor de Político.pe. Aviso Legal. Desarrollado por Smart! Grupo Creativo