Connect with us

Opinión

La otra sentencia del TC

Publicado

el

Tal vez los fundamentos más sólidos en contra de la excarcelación de los Humala-Heredia son los del doctor Sardón, quien advierte que el gran poder de influencia de la pareja de esposos sobre fiscales y jueces entorpecería la indagación en curso.



Revisando las páginas del semanario Hildebrandt en sus Trece advertí la importancia de exponer las argumentaciones de los votos singulares de los magistrados del Tribunal Constitucional (TC), Marianella Ledesma, Manuel Miranda y José Luis Sardón, que rechazaron la admisión del hábeas corpus que en las próximas horas permitirá la tan ansiada libertad (mientras les dure) del expresidente Ollanta Humala y su esposa Nadine Heredia.

Antes de empezar, considero que los exinquilinos de Palacio de Gobierno deben afrontar el proceso que se les sigue por presunto lavado de activos fuera de prisión (el arresto domiciliario con grillete habría sido la mejor opción), dado que su encarcelamiento provisional de más de nueves meses solo ha servido para darles pantalla a fiscales flemáticos y jueces carceleros. Y es que, a pesar de la existencia de elementos suficientes que confirman el aporte (o precoima) de US$3 millones de la constructora Odebrecht a la campaña nacionalista del 2011 –como las últimas declaraciones de Odebrecht, Barata, Mamieri y Miglaccio–, de la denuncia penal aún tenemos novedad.

Dicho esto, tal vez los fundamentos más sólidos son los del doctor Sardón, quien advierte que el excarcelamiento de la pareja de esposos entorpecería la pesquisa fiscal a raíz del gran poder de influencia que tendría esta sobre el sistema de administración de justicia. Para darle fuerza a su postura, el tribuno se vale correctamente de los apuntes hallados en las agendas de Nadine Heredia en los que, por ejemplo, la exprimera dama se pone al descubierto y escribe que el “juez se puede escoger”. Estos cuadernos, de acuerdo con las palabras del propio magistrado “contienen apuntes respecto de gestiones realizadas para obstaculizar a la justicia”.

Asimismo, en referencia a Ollanta Humala –conocido como “capitán Carlos” en la base militar antisubversiva Madre Mía– Sardón alerta que los audios que demostrarían una presunta compra de testigos del exmandatario para librarse de toda pesquisa por las ejecuciones extrajudiciales cometidas bajo su gestión no hacen más que adelantar su actuación lejos del penal de la Diroes.

El tribuno me explica que no “pueden descartarse tan ligeramente” los fallos de diversas instancias del Poder Judicial que negaron las apelaciones y toda posibilidad de revertir la prisión preventiva de 18 meses. Al ser consultado si es que el fallo en mayoría del TC entorpece alguna diligencia fiscal, retruca que sus colegas y él solo se han ceñido a “evaluar la argumentación del Poder Judicial (para la prisión preventiva) y ver si esta cumple con los parámetros que establece la Constitución y la jurisprudencia constitucional”.

De igual forma, la magistrada Ledesma pone énfasis en las descaradas mentiras de Heredia Alarcón en relación a la autoría y pertenencia de sus agendas, lo que, a su parecer darían cuenta de un futuro obstruccionismo en las indagaciones en marcha. “No son mis agendas, si son mis agendas; no es mi letra, si es mi letra”, declaró sin ambages durante varios años la exprimera dama a los medios hasta su encarcelación.

Además, tanto Ledesma como Miranda lamentan que la mayoría de integrantes del máximo intérprete de la Constitución ponga en peligro futuros pedidos de prisión preventiva para funcionarios que habrían recibido coimas de firmas brasileñas, como –solo si las pesquisas llegan a buen puerto– Pedro Pablo Kuczynski  o la más complicada: Susana Villarán.

En este fuego cruzado de opiniones, estimado lector, usted decidirá de qué lado del TC está; sin embargo, no debemos dejar de exigirle al Ministerio Público que agilice sus procesos porque en el caso de los Humala-Heredia el que mucho abarca, poco aprieta, y nunca acusa.

  • Me cuentan que la decisión del TC en relación a la demanda contra la ley de bancada mixta ya estaría prácticamente tomada. A los tribunos no les ha causado gracia que Kenji Fujimori diga –en uno de los videos grabados por Mamani– que cuenta con su “respaldo”. Así que el líder de los ‘avengers’ puede ir olvidándose de formar su grupo parlamentario. 
Seguir leyendo
Click para comentar

Leave a Reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Opinión

Hace rato que el fusible se fundió

Seguir leyendo

Opinión

La historieta del golpe de Estado

Seguir leyendo

Opinión

Es una huelga por los derechos humanos

Seguir leyendo

Tendencias

Director: Ricardo Vásquez Kunze.


Contacto: [email protected]

Copyright © 2019 Todos los derechos reservados a favor de Político.pe. Aviso Legal. Desarrollado por Smart! Grupo Creativo