Connect with us

Opinión

La OEA tiene la palabra

Publicado

el

El organismo tiene el deber de revelar al mundo las atrocidades de un régimen tiránico y presionar hasta lograr el ingreso de ayuda humanitaria a Venezuela.



Este lunes 30, el Consejo Permanente de la OEA realizó una sesión extraordinaria para analizar la dramática crisis humanitaria que padece Venezuela y que ha obligado a miles de personas a migrar en busca de alimentos, medicinas y trabajo. Se trata, sin duda, del mayor éxodo en la historia del hemisferio, superior a la diáspora cubana porque involucra cuatro millones de seres humanos, de los cuales dos millones y medio se han desplazado hacia Amárica Latina y Centroamérica.

Los migrantes venezolanos huyen de una dictadura corrupta y cruel, en el poder desde hace veinte años, que ha capturado todos los poderes del Estado: el Ministerio Público, el Tribunal Supremo de Justicia, la Defensoría del Pueblo, la Contraloría y las Fuerzas Armadas y Policiales, instituciones convertidas ahora en bandas represivas contra la oposición democrática.

Cuando los chavistas perdieron el control del Congreso bloquearon las atribuciones de ese fuero y crearon una ilegal Asamblea constituyente que más de sesenta países no reconocen, entre ellos el Perú. Y cuando la fiscal de la nación se rebeló contra un sistema al que sirvió obsecuentemente por una década, la persiguieron sin tregua hasta que partió al exilio.

Las protestas ante estas infamias han sido enfrentadas a sangre y fuego. Ciento cincuenta personas fueron asesinadas; miles, heridas; centenares, torturadas o en las cárceles. Sesenta medios de prensa fueron cerrados. Este es el triste resultado del llamado Socialismo del Siglo XXl, que a la fecha ha derrochado 998 mil millones de dólares de ingresos petroleros obtenidos desde 1999.  Con ese dinero financiaron políticos de izquierda en la región, subvencionaron la economía cubana y de algunos países caribeños, al mismo tiempo que engrosaron las cuentas bancarias de los lideres de su propio gobierno.

Ahora Venezuela está quebrada, con una inflación que supera 13 mil por ciento este año. A lo anterior, se suma una escasez de 87% de medicinas y 90% de alimentos, así como el récord de ser el segundo lugar más peligroso del mundo (con 29 mil asesinatos al año).

Por eso huye la población. Sin embargo Maduro –que pretende reelegirse en comicios burdamente amañados– se opone a que se establezca un corredor de ayuda humanitaria para su pueblo. Hoy la OEA tiene la palabra para revelar al mundo las atrocidades de un régimen tiránico y presionar así por el ingreso de esa ayuda. Quienes no apoyen ese reclamo dejarán claro que no son otra cosa que títere de la dictadura y cómplices del genocidio social.

Seguir leyendo
Click para comentar

Leave a Reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Opinión

Lo que dicen las AFP no es verdad

Seguir leyendo

Opinión

A sangre y fuego

Seguir leyendo

Opinión

AFP: En la cancha del Congreso

Seguir leyendo

Tendencias

Director: Ricardo Vásquez Kunze.


Contacto: [email protected]

Copyright © 2019 Todos los derechos reservados a favor de Político.pe. Aviso Legal. Desarrollado por Smart! Grupo Creativo