Connect with us

Opinión

La medalla de oro de la corrupción

Publicado

el

La organización criminal de Odebrecht todavía nos gobierna, sin dudas ni murmuraciones, y si antes ponía y sacaba presidentes hoy dispone a voluntad del apoyo de los fiscales.



Nos tuvieron absortos con los Juegos Panamericanos, pero lo real es que el medallero de la corrupción también aumentó muchísimo durante estos dieciséis meses de Vizcarra en el poder y viene robusteciéndose aún más gracias a las ardides de los fiscales Vela Barba y Domingo Pérez.

Al parecer, los fiscales se han convertido de facto en los “hermanitos” de Marcelo Odebrecht, pues apoyan todas sus demandas y hasta reclaman paguen los 525 millones retenidos con la venta de Chaglla, cuando aún tienen pendientes otros juicios con el Estado peruano. Valgan verdades, el acuerdo que ellos promovieron en San Paulo es tan desfavorable y antipatriótico que nos da vergüenza ajena. Por eso los fiscales lo esconden bajo siete llaves; por eso es tan secreto. Se les caería la cara si la gente común se enterase de su contenido. Como resultado de tanta generosidad hacia los estafadores Barata y Odebrecht, no sorprende que estos no se quieran ir más del Perú, ni quieran soltar la teta fiscal. ¡Uno creería que los a iban a castigar severamente, que iban a multar a Barata y a embargar sus lujosos departamentos en San Isidro; en cambio los premiaron con medallas de oro!

¿Quién le ha dado a los fiscales autoridad para decidir sobre el dinero del Perú? A ellos les toca decidir sobre las acusaciones fiscales y punto. Recordemos que el acuerdo con Odebrecht se firmó un viernes 15 de febrero del 2019, y allí prometieron el acceso a los programas MyWebDay y Drousys que contenían todas las coimas. A cambio de su confesión sincera, les darían beneficios tributarios que ni los peruanos reciben: libertad de operaciones por QUINCE AÑOS más y una multa ridículamente baja de 610 millones de soles a pagar hasta el 2034.

Por si fuera poco, los fiscales peruanos se hicieron de la vista gorda con una veintena de proyectos incluidos el colosal Gasoducto del Sur, fraguado por Nadine Heredia durante el gobierno de Ollanta Humala a un precio exorbitante de 7500 millones de dólares. Así, con una contraparte fiscal tan dadivosa preguntamos: ¿a quién defienden los fiscales anticorrupción Rafael Vela Barba y Domingo Pérez? ¿Al Perú o a sus “hermanitos” de Brasil?

¡Y es increíble el morbo mediático de la prensa por agitar información refrita, de segunda clase o en ciertos casos simplemente falsa! ¡Los medios piden que le paguemos más dinero al Brasil pues según ellos esa información es el santo grial de la corrupción, cuando en realidad son puras mentiras para guaripoleros complacientes! ¿Por qué no encuestamos –de verdad– al ciudadano peruano si él prefiere un semáforo en el cruce o los chismes de Barata?

La organización criminal de Odebrecht todavía nos gobierna, sin dudas ni murmuraciones, y si antes ponía y sacaba presidentes hoy dispone a voluntad del apoyo de los fiscales. Por esto, la Medalla de Oro de la Corrupción la recibe el dúo de ensueño de Marcelo Odebrecht y Simoes Barata, gracias a la ayuda de sus distinguidos socios peruanos.

Seguir leyendo
Click para comentar

Leave a Reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Opinión

El siglo de los tarados

Seguir leyendo

Opinión

Marcelo y el candidato del color de la mora

Seguir leyendo

Opinión

Expreso revela “la conexión humalista” de Maximiliano Aguiar

Seguir leyendo

Tendencias

Director: Ricardo Vásquez Kunze.


Contacto: [email protected]

Copyright © 2019 Todos los derechos reservados a favor de Político.pe. Aviso Legal. Desarrollado por Smart! Grupo Creativo